La tentación de defraudar con los pactos la voluntad ciudadana – Maite Ubiria

 

 

 

 

 

 

 

 

Gara. Bildu ha metido un buen meneo al panorama político vasco. Su éxito no es solamente cuantitativo, ya que más allá de la impresionante cifra de votos, 313.231, hay que constatar el cambio cualitativo que la irrupción de la coalición aporta al escenario post electoral. Cada uno de esos votos pone más difícil la continuidad de un modelo de democracia con demasiadas zonas oscuras, donde se ilegalizan ideas y se implementa todo un arsenal represivo para perseguir al independentismo.

La presencia de los soberanistas en las instituciones implica un cambio fundamental, aunque sería inocente pensar que los partidos tradicionales se van a dejar arrebatar los puestos por algo tan “poco relevante” como la voluntad popular.

No cabe esperar, por tanto, una revolución inmediata, sino más bien un proceso imparable de recuperación de espacios democráticos. PNV y PSE apenas han necesitado una cabezadita para, ya cerrado el recuento, anunciarnos, cada uno por su lado, lo que tantas veces nos negaron en campaña: que tratarán de recuperar por los pactos lo que no les han dado las urnas.

Sin embargo, el triunfo de Bildu pone mucho más cara esta boda de conveniencia, particularmente a quienes como el PSOE dicen haber entendido a los “indignados”. O a quienes como el PNV tienen cada vez menos margen de distancia, en votos, con respecto a los soberanistas. PNV y PSE pueden maridarse y que les quiten lo bailao. Pero su pacto delataría debilidad y una fuerte dificultad de adaptación que puede dar al traste con sus proyectos respectivos a no mucho tardar.

La política de la calculadora -la de sumar escaños y cifras millonarias para infraestructuras que por su magnitud deberían someterse a la opinión de la ciudadanía- no hace sino agudizar el déficit de credibilidad de una clase político-gestora con dificultades evidentes para subirse al tren de un cambio político en marcha.

Los acuerdos para mantener puestos y proteger los intereses privados que afloran tras la cartera de obra pública, destilan un olor a nepotismo incompatible con un escenario en el que el voto desactiva el uso de la fuerza.

Los pactos contra natura y en oposición abierta con el sentir de la ciudadania son hoy en Euskal Herria una mala inversión, que prometen beneficios a corto pero pueden ser el anticipo de una declaración definitiva de ruina, pongamos en las elecciones autonomicas en la CAV que, desde el domingo, se ven más cercanas.

El cambio que aporta Bildu es cualitativo, porque deja desnudos a quienes no tienen otro afán que seguir con su tocomocho cuando la democracia real gana apoyos como proyecto estratégico a ojos de una ciudadanía que, zafándose de la propaganda, ha determinado que el “voto útil” es el que ayuda a mover las cosas.

Los cambios profundos de escenario que augura el éxito de Bildu aconsejan hacer politica cabal, huyendo como de la peste de “productos de ingenieria”, que acarrearon la hecatombe en los mercados y que no prometen dar mejor resultado en politica.

Fonte: http://m22.gara.net/con_triple_lupa/2011/05/la-tentacion-de-defraudar-con-los-pactos-la-voluntad-ciudadana/


Related Articles

IRAN PRONTO A ENTRARE IN NORD IRAQ VIA TERRA

L’esercito iraniano sta continuando i preparativi per un attacco di terra a Kandil, e la televisione satellitare kurda RojTv ha

CATALUNYA APPROVA PROPOSTA REFERENDUM AUTODETERMINAZIONE

Il ginepraio in cui si è convertita la questione dello Statuto di Autonomia catalano aggiunge oggi un nuovo elemento al

Haiti prima del terremoto. Un paese dimenticato

Haiti prima del terremoto. Un paese dimenticato.   Da http://selvasorg.blogspot.com/search/label/Haiti   Lunes 2 de noviembre 2009     Haití: 5

No comments

Write a comment
No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Write a Comment