Una comisión de acreditados expertos está verificando el alto el fuego de ETA

ALTO EL FUEGO DE ETA

Cinco expertos con un largo historial y contrastado reconocimiento conforman la Comisión Internacional de Verificación del alto el fuego en Euskal Herria. Su objetivo es evaluar la tregua “permanente, general y verificable” anunciada por ETA el 10 de enero de 2011. Su constitución es entendida como un importante paso adelante en el proceso de paz y normalización.

DONOSTIA
La comisión está formada por cinco hombres y coordinada por una mujer cuyos nombres dicen poco a la mayoría de la ciudadanía vasca, pero son expertos de primera línea en este tipo de tareas. El grupo está presidido por Ram Manikkalingam, director del Grupo de Asesores para el Diálogo (DAG) de Amsterdam, que ha intervenido en proceso de paz por todo el mundo. Le acompañan Ronnie Kasrils, de Sudáfrica, Raymond Kendall y Chris Maccabe, de Gran Bretaña, y el teniente general Satish Nambiar, de India, mientras que su coordinadora será Fleur Ravensbergen.
Estas personas han estado manteniendo encuentros en los últimos días con partidos, asociaciones de empresarios, sindicatos y con la Iglesia católica para hablar sobre el comienzo de su trabajo. Ayer, en Bilbo.
Según ha podido saber GARA, se han reunido con PNV, PSE, izquierda abertzale, EA y Alternatiba, y con los sindicatos ELA, LAB, CCOO y UGT, entre otros contactos mantenidos con diversos agentes.
Un trabajo “técnico”

La Comisión Internacional se centrará en realizar una labor técnica de verificación del alto el fuego anunciado por ETA el pasado 10 de enero. Por eso, sus integrantes desean subrayar su independencia del Grupo Internacional de Contacto, auspiciado por Brian Currin y que tiene unas funciones más políticas. Fuentes conocedoras de los trabajos subrayan que la Comisión no pretende analizar a ETA, sino evaluar la tregua de una forma “muy profesional”.

Desde la declaración del alto el fuego, ETA destacó que éste “puede ser verificado por la comunidad internacional”. Así se recogía en su propio comunicado. Sin embargo, los gobiernos español y francés se han negado a oficializar estas labores de verificación e incluso las han despreciado en público. Ante esta negativa gubernamental, ETA se mostró dispuesta a “aceptar un mecanismo de verificación informal”.

La verificación internacional por agentes “externos” de los cumplimientos de declaraciones de “alto el fuego” o “cese de hostilidades” es una práctica común en todo tipo de conflictos.

La Comisión Internacional de Verificación sostiene que su creación obedece a la “petición de diferentes elementos de la sociedad vasca” y anuncia que su labor será “seria y rigurosa”, para lo que “trabajará junto a todos los elementos posibles de la sociedad vasca”.

En los días que sus componentes han estado en Euskal Herria han creado una red de contactos para mantenerse al corriente de todos los movimientos que se produzcan y volverán periódicamente para mantener nuevas reuniones e intercambiar información e ideas.


Related Articles

La Conferencia de Donostia apoyará una solución dialogada y equilibrada

CONFERENCIA INTERNACIONAL EN DONOSTIAJonathan Powell, jefe de los negociadores británicos en Irlanda, subraya durante la presentación que “todos tienen que

La muerte administrada del patrimonio de «Egin» en Hernani

ABANDONO IRREPARABLE DEL PATRIMONIO DE »EGIN» (I)Abandono y desolación… La impresión es unánime entre quienes han accedido a las instalaciones

Los partidos discrepan tras el texto de ETA y Lokarri pide «creatividad»

REACCIONES POLÍTICAS TRAS EL COMUNICADO DE ETA El comunicado de ETA sobre el cierre del espacio de negociación ha sido

No comments

Write a comment
No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Write a Comment