Rubalcaba y López lo dejan todo en manos del próximo Gobierno estatal

TRAS LA DECLARACIÓN HISTÓRICA DE ETA

El PSOE no muestra intención de mover ficha tras el cese definitivo de la lucha armada decretado por ETA. Lo indicó ayer primero su líder, Alfredo Pérez Rubalcaba, que incidió en que será el próximo gobierno estatal el que tome decisiones “consensuadas”, con lo que corrigió a, Rodofo Ares, que había hablado de “acercamiento progresivo de presos”. Luego fue Patxi López el que recalcó al PNV que “no habrá urgencias inapropiadas”.
BILBO-.
El lehendakari, Patxi López, ha abierto una ronda de contactos con los partidos cuya finalidad no desveló a la precipitada vuelta de su viaje a Estados Unidos. Ayer, tras la primera reunión que tuvo como invitado al PNV, quedó claro que no está recabando opiniones para adoptar acciones concretas a corto plazo. Ni siquiera las que dijo en el Pleno de Política General que estaba dispuesto a emprender si se llegaba a este escenario.
En una nota posterior, López reivindicó su plan, para añadir acto seguido que “es una tarea que debemos acometer sin pausas, pero sin urgencias inapropiadas. La sociedad vasca ha esperado más de 40 años este momento y requiere también tiempo para comprobar que la desaparición de la violencia es esta vez real y definitiva”.
Junto a ello, el inquilino de Ajuria Enea deja claro que las decisiones en realidad no se tomarán en Gasteiz, sino en Madrid. López promete que “me esforzaré en propiciar puntos de acuerdo con las fuerzas sociales y políticas”, pero precisa que “el contexto electoral en que se encuentra la política española añade dificultades para adoptar en estos momentos decisiones que requieren criterios compartidos”. Y después dice que Ajuria Enea “colaborará con el gobierno central que surja de las siguientes elecciones para resolver los problemas que el terrorismo ha generado, y en especial el tratamiento resocializador de los presos, en la medi- da en que éstos manifiesten su voluntad de integrarse en la democracia y la legalidad”.

La misma contradicción sobre el ámbito de toma de decisiones en política penitenciaria apareció por la mañana en las declaraciones del consejero del Interior, Rodolfo Ares, y el líder del PSOE y candidato a La Moncloa, Alfredo Pérez Rubalcaba. Ares afirmó primero en una entrevista en Punto Radio que tras la decisión de ETA “habrá una política progresiva de acercamiento” de presos. Sin embargo, unos minutos después Rubalcaba indicaba en TVE que no habrá decisión alguna antes del 20-N y la circunscribió siempre al ámbito estatal.

“De aquí al 20-N hay que mantener la política antiterrorista -dijo Rubalcaba-, y a partir del 20, reflexionar tranquilamente el conjunto de partidos sobre qué énfasis y qué cambios hay que hacer”.

A todo esto, es evidente que el Gobierno español podría acercar y excarcelar a presos sólo cumpliendo la legalidad actual. Sobre esto, el ministro del Interior, Antonio Camacho, admitió en la Cadena Ser que la ley prevé beneficios penitenciarios y alegó que “si muchas veces no se han aplicado es a consecuencia de que la propia banda ETA impedía que sus internos accedieran a ellos”.

El PNV reclama diálogo con ETA y derogación de las leyes de excepción

La primera reunión de la ronda de Patxi López sirvió para que el PNV le indicara que el plan que expuso en el Parlamento hace unas semanas está “superado” por la declaración de ETA de cese definitivo de su actividad armada. Iñigo Urkullu, líder del EBB, que acudió solo a la cita, le pidió otra cosa: “Dar continuidad” a la Declaración de Aiete. En otras palabras, que acepten el diálogo con ETA.

Urkullu explicó a la salida que el PNV quiere que se aborden ya aspectos como la derogación de la Ley de Partidos, la revisión de la legislación penal y el fin de la dispersión.

El presidente del EBB entregó a López la misma documentación que el PNV hizo llegar a los participantes en la Conferencia Internacional de Donostia celebrada justo una semana atrás. Y le pidió también que “ante esta nueva oportunidad que se nos abre” se mantengan la “iniciativa, discreción y unidad”, ya que “tenemos que ser nosotros los que tomemos la iniciativa y actuar con la misma discreción que ha permitido llegar hasta donde hemos llegado”.

Asimismo, apostó por “caminar unidos” para que “las cuatro sensibilidades políticas de este país podamos alumbrar un nuevo tiempo de normalización y concordia”, en alusión a PSOE, PP, PNV e izquierda abertzale.

Urkullu consideró que la política carcelaria actual debe sustituirse por otra “flexible” en la que se apliquen los beneficios penitenciarios a los presos vascos al igual que se hace con el resto.

Reveló además que estas medidas se las va a plantear también al presidente del Gobierno estatal, Jose Luis Rodríguez Zapatero, “a quien competen todas estas cuestiones”, según recordó. Es bien sabido que ambos mantienen una relación fluida. Horas después se conoció que se han citado para mañana mismo en Madrid.


Related Articles

LEGALIZACIÓN DE LA IZQUIERDA ABERTZALE

Un Congreso de más de 300 delegados, máximo órgano del nuevo partido Ramón SOLA | DONOSTIA Todos los ojos están

Una sesión en Bruselas insta a la UE a implicarse en Euskal Herria

«prisoners: key to peace?», debate en Bruselas Los participantes recalcan la importancia de los presos y emplazan a la Unión

Miles de personas abarrotan Donostia para protestar contra los “juicios políticos”

JUICIO POR EL “CASO BATERAGUNE”Miles y miles de personas han respondido a la convocatoria y han recorrido el camino que

No comments

Write a comment
No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Write a Comment