Evo Morales expropia la filial de Red Eléctrica Española en Bolivia

Decenas de militares y policías toman la sede de la firma en Cochabamba
Mabel Azcui
Cochabamba

Morales canta el himno nacional tras anunciar la nacionalización en la sede del Gobierno en La Paz. / JUAN KARITA (AP)

Militares, policías y partidarios del presidente boliviano, Evo Morales, tomaron hoy las oficinas de la empresa Transportadora de Electricidad, filial de filial de Red Eléctrica Española (REE) en Bolivia, horas después de que el Gobierno ordenara la expropiación del 100% de las acciones.

“Hoy día nuevamente, como justo homenaje a los trabajadores y al pueblo boliviano que ha luchado por la recuperación de los recursos naturales y los servicios básicos, nacionalizamos la Transportadora de Electricidad”, dijo Morales en un acto del Día del Trabajo en el Palacio de Gobierno de La Paz. La justificación oficial son las supuestas bajas inversiones realizadas por la empresa española.
Tal y como lo ordenó el dirigente, decenas de militares y policías han empezado a custodiar el edificio central de la empresa en esa ciudad del centro de Bolivia, que gestiona el 77% de la red de interconexión del país.

Principales magnitudes de REE y TDE

“En 16 años, la empresa privada ha invertido apenas cinco millones de dólares al año”, dijo Morales en la sede del Gobierno en La Paz. Poco después emprendió viaje hasta Cochabamba, donde se encuentra la sede de la empresa expropiada, donde además también se halla el consulado español.

Pero el anuncio se produce en uno de los momentos de mayor conflictividad social desde que Morales llegó al poder, en enero de 2006, y cuando su partido, el Movimiento Al Socialismo (MAS), prepara ya el terreno para asegurarse un tercer mandato a partir de 2014. Hoy se repetían las protestas generalizadas en las calles, donde los trabajadores piden mejoras de los salarios, mientras los médicos y trabajadores de la sanidad llevan ya 34 días en huelga para pedir mejoras laborales y el malestar empieza a cundir incluso entre la población indígena. Varios analistas interpretan la decisión como un intento desesperado del presidente de calmar a la población.

Del total de la cifra de negocio de Red Eléctrica Española, apenas el 3% procede de la actividad internacionales y de este porcentaje Bolivia supone la mitad.

La nacionalización que ha llevado a cabo Evo Morales en Bolivia llega justo dos semanas después de que el Gobierno de Argentina expropiara YPF a la petrolera española Repsol. El mandatario hizo el anuncio de la expropiación de la TDE pocas horas antes de inaugurar con el presidente de la petrolera española Repsol, Antonio Brufau, la segunda planta procesadora de gas del campo Margarita, en el sur de Bolivia, lo que permitirá aumentar las exportaciones a Argentina.

No es la primera vez que Morales elige el Día del Trabajo para nacionalizar empresas del sector eléctrico. En 2010, el presidente boliviano decretó la nacionalización de tres empresas generadoras de energía con socios internacionales y de una cooperativa local. Con este medida, el Gobierno pasó a controlar el 80% de la generación de la energía del país.

Las sociedades nacionalizadas fueron Corani, participada en un 50% por Ecoenergy International, subsidiaria de la francesa GDF Suez; Guaracachi, cuya socia principal es la británica Rurelesc PLC, y Valle Hermoso, donde la mitad de las acciones pertenecen a The Bolivian Generating Group de la empresa Panamerican de Bolivia.

Precedentes

El mandatario ha nacionalizado, expropiado o revertido al Estado cerca de 20 empresas de hidrocarburos, cementos, minas, además de las eléctricas, entre otras, desde que llegó al poder en 2006. El decreto aprobado hoy establece la “nacionalización” de “la totalidad de las acciones que conforman el paquete accionario que posee la sociedad Red Eléctrica Internacional-SAU”, filial de REE, e instruye su registro a nombre de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE), estatal.

En Madrid, fuentes del Gobierno han explicado que “está estudiando” la decisión de Morales y está “perfectamente informado” sobre este hecho.


Related Articles

El capitalismo no da para más

El llamado “cierre” del gobierno de Estados Unidos se puede interpretar y valorar de muchas formas pero creo que por

Islamismo e islamofobia: de vuelta al pasado

Santiago Alba Rico Gara Un titular de El País del pasado 15 de septiembre indicaba muy bien la dirección del

The Sh*t is starting to fly

Johnson has been compared to two people, one alive and one dead. The alive one is Donald Trump, and the similarities are scary

No comments

Write a comment
No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Write a Comment