La protesta contra los recortes sigue avanzando en Nafarroa

Huelga de funcionarios y educativa en Nafarroa

La educación pública se para casi completamente por tercer día en los últimos nueve. Se le une el 50% de los trabajadores de la Administración núcleo. LAB lidera una protesta similar en la CAV
 p006_f01_100x100.jpg

Aritz INTXUSTA | IRUÑEA

Las dos huelgas de la comunidad educativa sentaron las bases de la enorme movilización de ayer. El volumen de la manifestación era gigantesco, copando todo el recorrido. Cuando la cabecera llegó frente a la Diputación, la cola apenas había iniciado la marcha. A diferencia de las dos protestas educativas anteriores, la masa humana ayer era mucho más compacta, sin llegar a espigarse pese a la pegada del sol. Se movía más lento, torpona. También perdió el toque festivo de la huelga del 29 (a la que acudieron unas 6.200 personas), dando paso a un clamor solemne por el fin de los recortes y reivindicando la soberanía navarra para decidir en qué gasta los impuestos que recauda su Hacienda foral. En definitiva, cargando contra el seguidismo que el Gobierno de UPN y PSN hace a Madrid.
La presidenta, Yolanda Barcina, y el consejero de Educación, José Iribas, fueron el centro de la indignación popular. Pero el funcionariado que salió a la calle rompió ayer con el Gobierno de una forma que suena definitiva. Si el miércoles fue LAB el que demandó la dimisión del Gobierno «en pleno», ayer CCOO secundó el ultimátum. Isabel Artieda, responsable de Administración núcleo de LAB, retomó la línea de la soberanía navarra, insistiendo en que el Gobierno tiene la capacidad de plantarse ante los recortes de Madrid (como así lo avala el informe de los servicios jurídicos del Parlamento). Artieda dijo que, lo que falta, es «voluntad política» para echarle ese pulso al Estado. El emplazamiento de LAB -sindicato mayoritario en el sector público y, desde el miércoles, también en el Ayuntamiento de Iruñea- es nítido: «O retiran todas las medidas de recorte o que se vayan».

La unidad de acción entre los sindicatos de profesores (que han llevado a la práctica tres huelgas en diez días) no se trasladó ayer a todos los funcionarios, donde el llamamiento a la huelga correspondía a LAB, ELA, CCOO, ESK, STEE-EILAS y CGT. Pese a todo, sí que se decantaron por una única movilización, que partió a mediodía de la antigua estación de autobuses. La pancarta rezaba «Sector público en lucha. Murrizketarik ez». Tras este primer lema, salía de nuevo a la calle la pancarta de la comunidad educativa «Por una educación pública de calidad» y otras enseñas más originales trabajadas por los distintos centros (muchas de ellas elaboradas durante los encierros). Aún quedaban, en esta parte de la marcha, recuerdos sanfermineros del San Grebín del día 29, con el símbolo de Caravinagre. Unos cientos de metros más allá, aparecían los sanitarios exigiendo cobertura universal y gratuita.

Por la tarde, Herri Ekimena dio continuidad a la protesta con una manifestación que partió de Carlos III. Asimismo, hubo concentraciones también en Huarte, Atarrabia, Antsoain, Berriozar, Zizur, Tafalla y Lizarra. También se movilizaron los pueblos pequeños, como Garralda, donde se reunieron unas 200 personas.

El Gobierno navarro intentó ocultar el éxito de la movilización tirando por lo bajo las cifras de seguimiento para deslucir el llamamiento no unitario. Cifró el seguimiento global en un 7,4%, dejando fuera Educación, donde subió el apoyo hasta el 32%. Los sindicatos, por su parte, elevan hasta el 50% el apoyo en Administración Núcleo, aunque reconocieron que, en Osasunbidea, el seguimiento fue peor. Pero no tanto.

Datos falseados en Osasunbidea

En parte, el bajón entre los sanitarios se debe a que los sindicatos corporativos -como el de enfermería y el de médicos- no secundaban la convocatoria. Pero también, por el nivel escandaloso de servicios mínimos, puesto que el Gobierno marcó unos mínimos más altos que el 29-M. Se garantizó un 100% de la logística hospitalaria y el 100% de urgencias, limitándose la protesta prácticamente a la Atención Primaria. Todo ello supone también que, dentro de un mes, por las vacaciones, habrá menos gente trabajando que con servicios mínimos. Y la magnitud del fraude es aún más grave. Un trabajador al que le cargan servicios mínimos tiene derecho a escribir una instancia para que se le contabilice. Según ha podido saber este periódico, hay cientos de estas instancias que no han sido admitidas por los jefes de Osasunbidea. De forma cutre, también se han falseado datos al trasladar el recuento de ausencias a porcentajes.

En cuanto a los centros de enseñanza, el seguimiento fue bastante dispar. El norte de Nafarroa se volcó con la huelga, casi el 100%, más del 50% en la Zona Media y del 30% en Erribera. Estos datos resultan muy meritorios, sobre todo porque es la tercera vez que se para en diez días. Son precisamente las dinámicas impulsados desde los claustros de profesores y debatidas con las apymas lo que está constituyendo el hecho diferencial de las actuales movilizaciones. Desde el inicio, ha habido decenas de encierros en centros escolares, implicando a terceras personas. Han logrado así canalizar el descontento hacia unas movilizaciones en defensa de los servicios públicos como no se ha visto en décadas.


Related Articles

Balance del Gobierno Funes-FMLN ante las presidenciales de 2014

El Salvador mira a las urnas El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de El Salvador convocó ayer de forma oficial las

Erdo?an says Turks, Iraqis still brothers despite Maliki’s enmity

Prime Minister Recep Tayyip Erdo?an attended the Turkish-Arab Tourism Fair held in the western province of Bursa on SundayGÖZDE NUR

Tunisia to elect ‘constituent team’

Interim president says Tunisians to elect in July new council that will change constitution and chart map of transition Tunisia

No comments

Write a comment
No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Write a Comment