La «crisis de las embajadas» no afecta a la ventaja de Obama

PROTESTAS MUSULMANAS

Las recientes agresiones a las embajadas estadounidenses y occidentales por todo el mundo musulmán han hecho a la Administración Obama mover ficha, desplazando marines (100 a Libia y 50 a Yemen) para proteger sus legaciones, y evacuando al personal diplomático no imprescindible de Túnez y Sudán. Obama observa impotente su fracaso en Oriente Medio, pero su rival en las elecciones de noviembre se muestra incapaz de sacar partido a la situación.

p002_f01.jpg

Jose Angel ORIA

Las autoridades sudanesas anunciaron ayer que han incrementado las medidas de seguridad para proteger las misiones diplomáticas en el país, dos días después de que grupos de manifestantes atacaran varias embajadas. «Nuestra evaluación de la situación en Sudán muestra que las legaciones no corren peligro», dijo el portavoz del Ministerio sudanés de Exteriores, Al Obeid Merauah, quien criticó los disturbios del viernes.
La decisión de Jartum no fue suficiente para el Gobierno de Canadá, que decidió cerrar varias de sus legaciones diplomáticas, incluida la de Sudán.

Las protestas y asaltos se suceden, agravando la sensación de absoluto fracaso de las políticas aplicadas desde hace años por las potencias occidentales, con EEUU a la cabeza, en Oriente Medio.

Poco o nada consiguen declaraciones que tratan de transmitir confianza, como las realizadas por las nuevas autoridades libias. El presidente de Libia, Mohamed Magarief, anunció ayer el arresto de al menos 50 personas presuntamente implicadas en el asalto del pasado martes al Consulado de EEUU en Bengasi, que se cobró la vida del embajador Christopher Stevens y tres miembros del personal diplomático.

El presidente libio declaró a la cadena estadounidense CBS que no todos los detenidos son de nacionalidad libia. El presidente Magarief defiende la teoría de que el ataque al consulado nada tuvo que ver con las protestas populares que tenían lugar en ese momento por el film antiislámico «La Inocencia de los Musulmanes». Declaró ayer a la emisora pública estadounidense NPR que «la idea de que este acto cobarde y criminal fue una protesta que se escapó de las manos es completamente infundada y ridícula. Creemos firmemente que se trató de un ataque calculado y planificado específicamente contra el consulado, empleando a los manifestantes como tapadera».

Washington no coincide. El ataque al consulado en Bengasi no fue planeado o coordinado y fue producto de la protesta espontánea contra la película, dijo ayer la embajadora de EEUU ante la ONU, Susan Rice. En una entrevista a la cadena ABC News, Rice explicó que, de acuerdo a la información que ha recopilado Estados Unidos, todo empezó de manera espontánea a causa de los disturbios de los extremistas, que contaban con armas pesadas.

El presidente del país más poderoso del planeta contempla, sin una estrategia de contraataque conocida, cómo escala la tensión en Oriente Medio, pero su rival republicano en las elecciones de noviembre no consigue sacar provecho.

El presidente Obama ha logrado forjarse una clara ventaja en la carrera hacia la Casa Blanca, combinando los actos de campaña con la gestión de la crisis en Oriente Medio esta pasada semana. El mandatario disfruta de un resistente margen desde la Convención Nacional Demócrata de hace más de una semana, mientras su rival republicano Mitt Romney se esfuerza por que la brecha no se profundice. Las últimas encuestas dan una sólida ventaja a Obama de cara a las presidenciales del 6 de noviembre, sobre todo en los estados clave que pueden decantar la balanza a su favor para lograr un segundo mandato.

Pero el impulso del presidente puede verse truncado si las protestas que proliferan en los países musulmanes, o en aquellos con una importante minoría musulmana, se cobran nuevas vidas estadounidenses.

De momento, según coinciden numerosos observadores, Obama no ha cometido errores de gestión tras la muerte el martes de cuatro funcionarios estadounidenses en Bengasi, lo que hubiera minado sus promesas electorales de garantizar la seguridad nacional frente a las críticas de Romney. El presidente gozaba de una ventaja de 10 puntos frente a su rival en un sondeo de CBS y «The New York Times» en términos de política exterior antes de que estallara la crisis en Oriente Medio.

El equipo de campaña de Obama preferiría pelear las presidenciales defendiéndose en el campo, más llevadero para ellos, de la seguridad nacional que en el de la aletargada economía, que es responsabilidad del mandatario. «Pero si esto crece rápidamente (las manifestaciones antiestadounidenses) y vemos gente atacando los intereses de EEUU, entonces sí, la política exterior ganaría peso en la agenda de estas elecciones», afirmó Michele Dunne, director del Consejo Atlántico del Centro Rafik Hariri para Oriente Medio.

Sin embargo, Dunne considera que es poco probable que la economía deje de ser el tema dominante de los comicios aunque la violencia en el mundo musulmán continúe.

A ocho semanas de la votación y a tres del primer debate presidencial, Obama ha logrado hacer una efectiva campaña en los estados clave de Nevada, Colorado, Ohio, Florida, Wisconsin y Virginia, que se refleja en los sondeos. La encuesta del sábado de Gallup concedió a Obama el 49% de la intención de voto frente al 45% de Romney, mientras que RealClearPolitics dio una ventaja de tres puntos porcentuales al demócrata.

Si se confirman los datos de las estadísticas en noviembre, Obama lograría la reelección. Los analistas consideran que unos datos catastróficos de empleo en octubre aumentarían la presión sobre el presidente.

Los republicanos no están transmitiendo en público una imagen de pánico y sostienen que la posición de Romney mejorará, ya que cada vez más votantes ven una «clara y crítica diferencia» entre los planes económicos de ambos candidatos.

Las críticas de Romney a la gestión de Obama en la crisis de Oriente Medio llevaron al presidente a calificar a su rival de candidato que «dispara primero y apunta después» y a reiterar que el republicano no está preparado para asumir un papel en la escena internacional.

Críticas a Netanyahu, «el enemigo de Obama»

La oposición israelí y varios analistas criticaron el apoyo mostrado por el primer ministro, Benjamin Netanyahu, al candidato republicano en las elecciones de EEUU, Mitt Romney, y advirtieron sobre posibles represalias de Barack Obama en caso de reelección. «¿Barack Obama castigará a Israel si es reelegido el 6 de noviembre?», se preguntó este fin de semana el diario «Yediot Aharonot». Este medio reprocha al primer ministro haberse convertido en «el enemigo de Obama» y haber roto un tabú al optar por Mitt Romney, rival del presidente demócrata saliente, en vez de mantener una actitud de estricta neutralidad.

GARA

Frantses agintariak gogor arituko dira manifestarien aurka

Manuel Valls frantses Estatuko Barne ministroak oso gogor salatu zuen atzo, bezperan, Paris hiriburuan, eta agintarien baimenik gabe, egin zen AEBen aurkako manifestazioa.

Ehundik gora pertsona atxilotu zituzten larunbateko mobilizazioan. Ministroak agindu du tankerako manifestaziorik egin ez dadin gogortu egingo dutela beren jarrera. «Horrelakorik berriz gertatu ez dadin aginduak eman ditut», adierazi zuen Vallsek France 2 telebista katean. «Manifestazio horiek debekatuta daude. Gorrotoa areagotzea helburu duen edozein deialdi edo liskarri tinkotasunez erantzungo diogu», erantsi zuen.

Agintariak nabarmendu zuen ezin dela onartu frantses Estatuaren aliatuen aurkako mezuak kalean oihukatzea, goitik behera estalita kalera irteten diren emakumeen portaera ere onartezina den moduan. Izan ere, AEBetako enbaxadaren aurrean larunbatean egin zen protestaldian itxura horretako emakume batzuek hartu zuten parte: belauniko jarrita otoitz egin zuten Mahomari buruzko filma salatzeko. «Oso pertsona gutxik esku hartu zuen manifestazioan», onartu zuen. Hala ere, ministroak uste du integrismoa «benetako arazo» bihurtu dela herrialdeko leku batzuetan, eta gogorarazi zituen Mohamed Merah gazteak Tolosan (Okzitania) eta inguruetan pasa den martxoan egin zituen erasoak, makina bat hildako eraginez.

Parisek herrialde musulmanetan dituen ordezkaritzen segurtasun neurriak zorroztea erabaki du, nahiz eta mehatxu zehatzik jaso ez duten, Laurent Fabius Atzerri ministroak esan zuenez.

Herrialde musulmanetatik kanpoko protestei dagokienez, aipatzekoa da ere atzo Londresen 300 pertsona inguru elkartu zirela eta ez zela sortu inolako istilurik.

Sydney Australiako hirian larunbatean izan ziren istilu larriei dagokienez, berriz, herrialdeko agintariek sei laguni leporatu diete erantzukizuna. Polizia AEBetako kontsuletxearen inguruko segurtasun kameren eta hedabideek hartutako irudiak aztertzen hasia da, manifestari gehiago atxilotzeko helburuarekin.

GARA


Related Articles

Dos años después de Occupy Wall Street, una red de organizaciones sigue trabajando a favor del 99%

  Dos años después de que el movimiento Occupy Wall Street pusiera la desigualdad económica en el centro del debate,

U.S.-China Conflict: From War Of Words To Talk Of War Part I

Relations between the U.S. and China have been steadily deteriorating since the beginning of the year when Washington confirmed the

Colombia: el crimen de Estado

La ONU reconoce más de 57.000 desaparecidos, las víctimas buscan a cientos de miles El crimen de Estado de la

No comments

Write a comment
No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Write a Comment