La desunión diluye la protesta en Euskal Herria

JORNADA DE PROTESTA CONTRA LAS POLÍTICAS DE AJUSTE
Solo en Nafarroa la jornada de huelga y protesta tuvo un impacto importante, equiparable casi al del resto del Estado español. En los otros herrialdes vascos, el paro liderado por UGT y CCOO logró muy escaso seguimiento. En cuanto a las movilizaciones vespertinas, tampoco alcanzaron gran participación, lastradas por la división. En la imagen, «sentada» en la Plaza del Ayuntamiento de Iruñea de los participantes en la marcha de Herri Ekimena.

p002_f01_097x136.jpg

GARA | IRUÑEA

La cabecera de la manifestación que reunió en Iruñea a unas 5.000 personas a convocatoria de Herri Ekimena, un colectivo que agrupa a los movimientos sociales navarros, no dejaba lugar a dudas: “UPN kanpora. Aldaketa soziala orain”.

La marcha, que partió desde el parque de Antoniutti para concluir en la plaza del Castillo tras pasar por la calle Mayor y frente al Ayuntamiento, fue una sucesión de pancartas que reclamaban respeto a los derechos sociales, en riesgo por los recortes antisociales ejecutados por el Gobierno de UPN a instancias del PP. Renta básica, derecho a la vivienda y rechazo a los desahucios, reparto de la riqueza, igualdad de derechos para los inmigrantes, denuncia del despil- farro que supone el TAV mientras se escatiman recursos para necesidades básicas,…
Incluso se desplegaron pancartas en alemán para denunciar el intervencionismo de la troika y de la UE y la pérdida de derechos sociales. “La troika y la Barcina torturan y asesinan” fue uno de los lemas que corearon quienes portaban esta pancarta.

La movilización estaba caracterizada como un funeral por los derechos sociales y servicios públicos. Un ataúd se situaba justo detrás de la pancarta principal y muchos de quienes acudieron llevaban velas para recordar a los fenecidos derechos.

La marcha de Iruñea no fue un hecho aislado. Herri Ekimena lleva meses trabajando para elaborar unos presupuestos alternativos a los de UPN. En primer lugar, detectaron las necesidades urgentes de la sociedad tras reunirse con los movimientos que trabajan en distintos ámbitos. Posteriormente, han elaborado unos presupuestos que recogen esas necesidades.

A partir de mañana y hasta el 15 de diciembre, los integrantes de Herri Ekimena estarán en el paseo de Sarasate, frente al Parlamento, mientras en la Cámara se debaten los presupuestos. El objetivo es conseguir que se escuchen las demandas de la sociedad navarra y que los presupuestos que salgan del Parlamento dejen de aplicar recortes a mansalva y atiendan esas necesidades.

Cita el 15 de diciembre

Hoy han convocado una cacerolada a las 18.00 y realizarán actividades todos los días, como talleres, mesas redondas o cine-fórums, además de movilizaciones. La protesta concluirá el 15 de diciembre con una nueva manifestación.

Durante este periodo, de lunes a jueves, las actividades se organizarán en función de ejes temáticos, como educación, sanidad, políticas sociales o renta básica, mientras que los viernes los movimientos sociales debatirán sobre necesidades organizativas. Los fines de semana tendrán un carácter más lúdico.

«Se trata de una iniciativa que está abierta a cualquier colectivo que quiera acudir», destacaron los integrantes de Herri Ekimena, que denunciaron que el Consistorio de Iruñea les ha impedido colocar una carpa para acoger esas actividades. Sin embargo, cuentan con permiso de la Delegación del Gobierno español para permanecer en el paseo de Sarasate y han presentado un recurso ante la decisión municipal, por lo que esperan que la carpa pueda instalarse.

Durante la marcha de los movimientos sociales por el centro de Iruñea -UGT y CCOO celebraron otra por calles adyacentes- se corearon consignas como “Esto tiene solución: Barcina dimisión, banqueros a prisión”, “No son suicidios, son homicidios”, “Nativa o extranjera, la misma clase obrera”, “El dinero del TAV para la sanidad” o “No hay tanta tarta para tanto cara”, versión navarra del “No hay pan para tanto chorizo”.

En Bilbo, un millar de personas se manifestaron mañana y tarde en sendas marchas con distintos convocantes. Mientras en la matinal CNT, ESK y CGT compartieron iniciativa con otros colectivos sociales desde el Sagrado Corazón a la Diputación, por la tarde fue la CNT la que se movilizó desde el Arriaga, aunque reforzada por la presencia de participantes en diferentes movimientos.

Recuerdo a Egaña en Gasteiz

En Gasteiz, las marchas fueron un altavoz para los colectivos sociales como Stop Desahucios, Desazkunde, 15-M y Sindicato de Estudiantes, entre otros. La primera manifestación comenzó temprano, a las 11.00. Bajo la batuta de ESK, CGT y CNT, un millar de personas se dieron cita junto a la Torre de Doña Otxanda para mostrar su repulsa a los recortes impuestos por el Gobierno español, al que recordaron que las personas «tienen derechos y no son esclavos».

Tras una avanzadilla compuesta por media docena de personas, que arrastraban, de manera simbólica, la losa de los recortes aplicados por Madrid, más de un millar de hombres y mujeres, portando ikurriñas y banderas rojas, sin olvidar los estandartes anarquistas, desfilaron por la calle Siervas de Jesús hasta una oficina de La Caixa.

Allí, realizaron un pequeño acto en recuerdo de Amaia Egaña, la mujer que se quitó la vida el viernes pasado en Barakaldo cuando una comisión judicial la iba a desahuciar. Una vez finalizado, la comitiva, en la que se encontraban los trabajadores de la antigua Laminaciones Arregui, prosiguió su camino hasta Correos. Fue en esa plaza, frente a la sede de la patronal alavesa SEA, donde tuvo lugar la concentración de las 20.00.

Con las mismas banderas, un millar de personas reclamó entonces el fin de los recortes y solicitó una solución a la crisis económica que vive Euskal Herria. Una de las pancartas mostraba los rostros de representantes de organizaciones econó- micas y líderes políticos a quienes se considera responsables de la crisis. El presidente de Confebask, Miguel Ángel Lujua; la secretaria general de la patronal en la CAV, Nuria López de Guereñu; el presidente español, Mariano Rajoy; el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro; el responsable de Economía, Luis de Guindos, y la canciller alemana, Angela Merkel, se convirtieron en la diana de los presentes, que les lanzaron zapatos.

En Donostia eran escasos los metros que minutos antes de las 12.00 separaban la manifestación de CCOO y UGT de la convocada por CNT y movimientos sociales como Stop Desahucios, aunque finalmente ambas recorrieron juntas las calles del centro de la capital congregando a cientos de personas.

Con alguna que otra máscara de V de Vendetta, «la solución, los banqueros a prisión», «están preparando ya una huelga general» o «el único desahucio que sea en La Moncloa» fueron algunos de los gritos que se escucharon repetidamente.

Una manifestante comentó a GARA que los recortes la han «obligado» a salir a la calle a pesar de no estar en paro y defendió que «no hay que perder el trabajo para luchar por unos derechos que nos corresponden». Lamentó, asimismo, la baja participación de la gente en la manifestación, y opinó que «podemos dar más de nosotros mismos».

Por la tarde, una nueva marcha convocada por CNT, a la que se sumaron colectivos sociales, reunió a 200 personas, frente a las 2.000 de UGT y CCOO, incluidas las que marcharon tras la plataforma Stop Desahucios con pancarta propia y en un bloque diferenciado.


Related Articles

What We (Don’t) Talk About When We Talk About War Crimes

The Great American Taboo “When you sign a security clearance and swear oaths, you actually have to abide by that.

Clamor social por la paz

Carta abierta al gobierno y a las guerrillas   CLAMOR SOCIAL POR LA PAZ Bogotá, 10 de diciembre de 2013.

Chile, un país de vasallos

/ Agencia Uno A medida que desciende por la escala de la desigualdad usted puede tener la certeza de que

No comments

Write a comment
No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Write a Comment