Espacio de memoria, mandato de libertad

La recuperación en Zigoitia de los cuerpos de al menos once milicianos antifranquistas ha sido un acto de recuperación de la memoria, un nuevo paso en la todavía larga batalla por conocer la historia propia. Asimismo, es un acto de reconocimiento de un sufrimiento que prácticamente ha estado proscrito, ya sea por miedo o por las consecuencias de las cadenas del encubrimiento y la total impunidad que el franquismo reformado dejó atadas y bien atadas. Franco, que reposa en el mausoleo turístico del Valle de los Caídos y al que ni siquiera la Real Academia Española quiere reconocer como dictador, mediante su ejército y sus fuerzas paramilitares falangistas cometió un crimen de lesa humanidad al que aún no se le han ajustado las cuentas ni sobre el cual no se ha aplicado ninguno de los principios más básicos y universales de la justicia. Esa es una cuestión pendiente que mientras no se resuelva condicionará el presente y el futuro de este país y de los ideales democráticos.

El trabajo de localización, exhumación e identificación de las innumerables fosas comunes que aún quedan por descubrir es una aportación muy valiosa. Reconoce la dignidad de todas las personas y permite a sus familiares y allegados satisfacer una necesidad humana, darles sepultura como se merecen. Pero más allá de ser para el recuerdo de la muerte, conviene hacer de ellas un lugar para conmemorar la vida, un espacio de memoria pero a su vez un mandato de libertad de los que ya no están, de los que murieron por defender a los que más necesitaban, a los más pobres, a los que no podían defenderse con sus propias manos.

En nombre de ellos, y por ellos, es por lo que hay que continuar en la tarea de seguir cambiando la realidad y el país, mejorándolas todos los días un poco más. Y estando alerta, siempre y en todo momento, ante un fascismo hoy renovado y muy activo. El ataque fascista al monolito de Larraga que recuerda a sus cuarenta y siete vecinos fusilados es una buena prueba de ello.


Related Articles

La disyuntiva-trampa de Rubalcaba fracasó

UICIO POR EL «CASO BATERAGUNE»El ministro Rubalcaba le tomó gusto a las disyuntivas. Quiso plantear a la izquierda abertzale un

EA pide a Urgell que aclare “por qué mezcla política y literatura” en su decisión sobre Sarrionandia

PREMIOS EUSKADI DE LITERATURA EA ha pedido la comparecencia de la consejera de Cultura, Blanca Urgell, en el Parlamento de

El reto de la legalización con iniciativa, fuerza y potencial

La izquierda abertzale presentó ayer de la mano del abogado Iñigo Iruin y de Rufi Etxeberria los principios y compromisos

No comments

Write a comment
No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Write a Comment