Gaza/Israel: la ordenanza de la CIJ relativa a la solicitud de medidas provisionales de Nicaragua contra Alemania

Gaza/Israel: la ordenanza de la CIJ relativa a la solicitud de medidas provisionales de Nicaragua contra Alemania

Loading

Leída la ordenanza de la CIJ el 26 de enero a solicitud de Sudáfrica contra Israel, a inicios de Febrero del 2024, Nicaragua advirtió a los Estados que suplen de armas a Israel su intención de activar mecanismos judiciales, y materializó su advertencia con una demanda contra Alemania

El pasado 30 de abril, la Corte Internacional de Justicia (CIJ) dió a conocer su decisión con relación a la solicitud urgente de medidas provisionales solicitadas por Nicaragua contra Alemania (véase texto como tal de la demanda de Nicaragua en francés y en inglés  del 1ero de marzoy que incluye además, la solicitud de medidas provisionales).

Como se recordará, leída la ordenanza de la CIJ el 26 de enero a solicitud de Sudáfrica contra Israel, a inicios de Febrero del 2024, Nicaragua advirtió a los Estados que suplen de armas a Israel su intención de activar mecanismos judiciales, y materializó su advertencia con una demanda contra Alemania acompañada de una solicitud urgente de medidas provisionales presentadas un mes después: véase nota enviada y respuesta de Alemania del 14 de febrero en el Anexo 1 y 2 de este enlace de la CIJ.

Tuvimos la oportunidad de explicar a nuestros estimables lectores el alcance del debate entre Nicaragua y Alemania ante los jueces de la CIJ con ocasión de la clausura de las audiencias públicas realizadas los días 8-9 de abril en La Haya: véase nuestra nota anterior titulada “Gaza / Israel: a propósito de la conclusión de las audiencias en demanda de Nicaragua contra Alemania por complicidad de genocidio en Gaza“, en la que se detallaron, entre otros puntos, las petitorias finales de ambos Estados externadas a los jueces de La Haya durante las audiencias. Es a estas petitorias (y únicamente a éstas) que respondió la CIJ en su ordenanza del 30 de abril.

Breve puesta en contexto

La lectura de esta ordenanza en La Haya coïncide con:

– varios anuncios oficiales en Israel que evidencian el profundo temor de que la Corte Penal Internacional (CPI) emita en los próximos días órdenes de arresto contra sus principales autoridades por los crímenes cometidos por Israel en Gaza (véase nota de The Guardian del 29 de abril y nota del Timesof Israel);

– la amenaza por parte de Israel de iniciar su operación militar en Rafah, que alberga a una gran cantidad de refugiados y de desplazados en Gaza;

– una amplia labor de difusión por parte de la Relatora Especial de Naciones Unidas sobre los Derechos del Pueblo Palestina, de su informe titulado “Anatomía de un genocidio” (véase informe)  en las principales capitales en Europa;

– una fuerte movilización estudiantil y de profesores universitarios en favor de Palestina que inició en la Universidad de Columbia en Estados Unidos, y se propagó rápidamente a otros centros de estudios norteamericanos, con “campamentos” similares observados luego en Australia, Japón, Francia y España (Valencia): se trata de una onda expansiva que posiblemente llegue a campus universitarios de muchas otras latitudes. En el caso de Estados Unidos, la brutalidad de las autoridades policiales y universitarias ha despertado una honda preocupación del mismo Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas (véase comunicado oficial del 30 de abril);

– una iniciativa que probablemente sea votada en la Asamblea General de Naciones Unidas el 10 de mayo sobre la membresía de Palestina como Estado Miembro, luego del veto (vergonzoso e indefendible) de Estados Unidos en el Consejo de Seguridad observado el 18 de abril del 2024, que tuvimos la oportunidad de analizar (Nota 1). Esta misiva colectiva al Presidente de la Asamblea General solicitando una reunión con fecha del 24 de abril así lo evidencia. Un comunicado de prensa de Naciones Unidas del 1ero de mayo detalla la primera reunión sostenida al respecto.

– un insensato accionar militar de Israel que sigue cobrando día tras día víctimas mortales y heridos de gravedad. En el último informe de situaicón de Naciones Unidas (véase informe al 1 de ayo del 2024), se lee que:

Between the afternoon of 29 April and 11:00 on 1 May, according to the Ministry of Health (MoH) in Gaza, 80 Palestinians were killed and 118 injured, including 33 killed and 57 injured in the last 24 hours. Between 7 October 2023 and 11:00 on 1 May 2024, at least 34,568 Palestinians were killed in Gaza and 77,765 Palestinians were injured, according to MoH in Gaza. 

The following are among the deadly incidents on 29 April: 

– On 29 April, at about 12:25, two Palestinian women and two girls were reportedly killed, and others injured, when a house was hit in Tall As Sultan neighborhood in western Rafah.

– On 29 April, at about 13:20, three Palestinians, including a child and a woman, were reportedly killed and others injured when a house was hit near Al Ihsan Mosque, in An Nuseirat Refugee Camp.

– On 29 April, at about 16:00, two Palestinians were reportedly killed and two injured when a house was hit in At Tuffah neighborhood, in Gaza city.

– On 29 April, at about 18:45, three Palestinians, including a child and a journalist, were reportedly killed and others injured when a house was hit in An Nuseirat Refugee Camp. 

– Between the afternoons of 28 April and 1 May, two Israeli soldiers were reported killed in Gaza. As of 1 May, 262 soldiers have been killed and 1,602 soldiers have been injured in Gaza since the beginning of the ground operation, according to the Israeli military. In addition, over 1,200 Israelis and foreign nationals, including 33 children, have been killed in Israel, the vast majority on 7 October. As of 1 May, Israeli authorities estimate that 133 Israelis and foreign nationals remain captive in Gaza, including fatalities whose bodies are withheld. 

– More than 10,000 people are estimated to be missing under rubble in Gaza, the Palestinian Civil Defense (PCD) said in a statement on 30 April. PCD added that they are facing enormous challenges in recovering dead bodies, including lack of equipment, heavy machinery and personnel, warning it could take up to three years to retrieve the bodies using the primitive tools they have on hand “.

– el anuncio oficial de Colombia de suspender sus relaciones diplomáticas con Israel (véase comunicado oficial del 1ero de mayo), que viene a sumarse a varias decisiones similares luego de que Bolivia lo anunciara tempranamente el 31 de octubre del 2023 (véase comunicado oficial) . Esta decisión de Colombia reafirma a América Latina como la región del mundo más crítica hacia Israel desde la tarde/noche del 7 de octubre del 2023, con gestos diplomáticos de esta y otra naturaleza tomados por Estados de la región en señal de profundo repudio ante la insensatez del accionar del aparato militar israelí en Gaza (Nota 2)  .

Descrito el contexto en el que se adoptó esta ordenanza en La Haya, se puede entender mejor que, contrario a lo leído en algunos titulares de prensa, la CIJ no “rechazó la demanda” de Nicaragua contra Alemania, como intentaremos explicarlo en las líneas que siguen.

Tampoco la CIJ le otorgó a Alemania todo lo que solicitaba en su petitoria al juez internacional. Al respecto, señalemos una pequeña clase de derecho internacional de la Relatora Especial de Naciones Unidas sobre Derechos del Pueblo Palestino a un periodista alemán, haciendo una pregunta que puede considerarse bastante vergonzosa para el gremio periodístico alemán (véase video circulado en redes sociales).

Breve contextualización desde el punto de vista procesal

Solicitada el 1ero de marzo del 2024 por Nicaragua, la decisión del 30 de abril de la CIJ evidencia la premura con la que se tramitó la solicitud urgente de medidas provisionales, teniendo en cuenta la semana pascual contenida en ese período.

En el caso de Sudáfrica contra Israel, la premura fue mayor: la demanda fue presentada el 30 de diciembre del 2023 y dió lugar a audiencias celebradas en La Haya los días 10-11 de enero del 2024. La ordenanza de la CIJ fue emitida el 26 de enero del 2024.

En ambos casos (Nicaragua vs. Alemania, y Sudáfrica vs. Israel) nos encontramos en el plazo usualmente observado por la CIJ, con las notables excepciones de las medidas provisionales solicitadas por Ucrania contra Rusia en el 2022 a un extremo, y las solicitadas por Costa Rica contra Nicaragua en el 2010 en … el otro extremo (Nota 3).

Desde el punto de vista jurídico, cabe recordar que la solicitud de medidas provisionales es un incidente procesal, que no afecta mayormente el procedimiento contencioso sobre el fondo: al tratarse además de un procedimiento de carácter urgente, la CIJ se conformó en este preciso caso con una sola ronda de alegatos, iniciando Nicaragua y siguiendo Alemania. Tampoco se consideró necesario recurrir a algun tipo de peritaje para ayudar a los jueces desde el punto de vista técnico. A diferencia de la etapa sobre el fondo, no hubo espacio para que cada Estado pudiera dar a conocer sus observaciones a lo expuesto por el contrincante: “una sola ronda de alegatos y entramos a deliberar“, fue lo que estableció la CIJ.

La ordenanza de la CIJ en breve

En su decisión, la cual está disponible en el sitio de la CIJ desde el momento en que fue leída en La Haya (véase texto en francés y en inglés) este 30 de abril, la CIJ se muestra severa con Alemania, al señalar que:

24. De surcroît, la Cour estime particulièrement important de rappeler à tous les États les obligations internationales qui leur incombent en ce qui concerne le transfert d’armes à des parties à un conflit armé, afin d’éviter le risque que ces armes soient utilisées pour commettre des violations des conventions susmentionnées. Toutes ces obligations incombent à l’Allemagne en tant qu’État partie auxdites conventions lorsqu’elle fournit des armes à Israël”.

24. Moreover, the Court considers it particularly important to remind all States of their international obligations relating to the transfer of arms to parties to an armed conflict, in order to avoid the risk that such arms might be used to violate the above-mentioned Conventions. All these obligations are incumbent upon Germany as a State party to the said Conventions in its supply of arms to Israel”.

Este párrafo es de gran importancia, en la medida en que el juez internacional le contesta de forma negativa a la solicitud de Alemania a la CIJ de ordenar el archivo de la demanda de Nicaragua por carecer de bases legales. Ello significa que la demanda de Nicaragua contra Alemania por complicidad por genocidio en Gaza se mantiene como tal, y que durará el tiempo que se tome la CIJ en resolverla sobre el fondo (varios años, cuatro como mínimo, y más si Alemania interpone incidentes procesales).

El párrafo 23 anterior y el 24 citado constituyen además una seria advertencia a Alemania en caso de apoyar, de una u otra forma a Israel en su insensato accionar en Gaza: la claridad con la que la CIJ se expresó sobre los alcances del artículo 1 de la Convención contra el Genocidio de 1948 limitan sustancialmente a Alemania en sus relación bilateral con Israel. Más generalmente, constituyen ambas disposiciones una advertencia a los 153 Estados Partes a la Convención contra el Genocidio, en particular para los que continúan apoyando a Israel (véase listado oficial de Estados Partes).

Un jurista alemán no ha dudado en señalar que la ordenanza de la CIJ constituye una advertencia a Alemania pasada desapercibida en los artículos de prensa que han circulado desde que fue dictaminada en La Haya:

By expressly emphasising that, ‘at present’, circumstances did not require the indication of provisional measures, the Court made it clear that it could indicate such measures in the future. The Court put Germany on notice that it would accede to new request by Nicaragua if it resumed the export of war weapons and other military equipment to Israel that could be used to commit or to facilitate serious violations of the Genocide or Geneva Conventions. That the indication of provisional measures remains a real possibility is also shown by the fact that in the operative clause of the Order the Court did not ‘dismiss’ or ‘reject’ Nicaragua’s request for provisional measures outright, as asked for by Germany, but that it used the softer language of finding that ‘the circumstances, as they now present themselves to the Court, are not such as to require the exercise of its power under Article 41 of the Statute to indicate provisional measures.’ As the decision not to indicate provisional measures was not based on legal but on factual grounds, that decision can change whenever the facts do“(Nota 4).

En una declaración a esta ordenanza del juez de la CIJ oriundo de Sudáfrica (véase texto), el jurista señala la importancia de esta ordenanza para quienes aún ponen en tela de duda la base legal de la demanda de Sudáfrica contra Israel por genocidio en Gaza, al precisar lo siguiente:

13. While the Court has not issued any provisional measures at this stage, the current Order makes plain that it expects Germany, and other States supplying weapons to Israel, to exercise due diligence and ensure that weapons transferred to Israel are not used in the commission of acts of genocide or breaches of international humanitarian law. For me this is not a hollow statement but a statement with real legal significance. In particular, in the consideration of the responsibility of Germany, or any other State, for breaches of either the Genocide Convention or international humanitarian law, including responsibility for not taking appropriate measures in the face of a risk of such breaches, the effect of this Order would be to remove any plausible deniability of knowledge of the risk“.

Ante la solicitud de Nicaragua de ordenar urgentemente medidas provisionales a Alemania, la CIJ considera que, en las circunstancias actuales, esta solicitud no es de recibo: para llegar a esta conclusión, se refiere a sus dos decisiones anteriores sobre el drama indecible que se vive en Gaza de carácter urgente, ordenadas a Israel en dos ocasiones en lo que va del 2024 y a las afirmaciones hechas por Alemania ante los jueces de la CIJ. Se lee que para los jueces de la CIJ:

18. La Cour note de surcroît, ainsi que l’Allemagne l’a indiqué, que la valeur des équipements pour lesquels des autorisations ont été accordées a nettement diminué depuis novembre 2023, passant d’environ 200 millions d’euros en octobre 2023 à environ 24 millions d’euros en novembre 2023, et finalement à environ 1 million d’euros en mars 2024. La Cour note également que, selon l’Allemagne, seules quatre autorisations pour « armes de guerre » ont été accordées depuis le 7 octobre 2023 : deux concernaient des munitions à fin d’entraînement, une des charges propulsives à des fins d’essai, et une l’exportation de 3 000 armes antichars portables. Elle note en outre qu’Israël avait aussi pris contact avec le Gouvernement allemand en 2023 au sujet de munitions pour blindés et qu’aucune décision n’a jusqu’ici été prise par la défenderesse. De plus, selon l’Allemagne, la procédure d’autorisation pour l’exportation d’un sous-marin à Israël est pendante, étant donné qu’une seule des deux autorisations requises a, pour l’instant, été délivrée. Enfin, la Cour prend note de la déclaration de l’Allemagne indiquant que 98 % des autorisations délivrées depuis le 7 octobre 2023 relevaient de la catégorie des « autres matériels militaires » et non de celle des « armes de guerre » .

../..

18. The Court in addition notes that, as stated by Germany, there has been a significant decrease since November 2023 in the value of material for which the licences were granted, from approximately €200 million in October 2023 to approximately €24 million in November 2023 to approximately €1 million in March 2024. The Court also notes that, since 7 October 2023, according to Germany, only four licences for “war weapons” have been granted: two for training ammunition, one for propellant charges for test purposes, and one concerned the export of 3,000 portable anti-tank weapons. The Court further notes that Israel had also approached the German Government in 2023 for tank ammunition and that no decision by the Respondent has thus far been made regarding this request. In addition, according to Germany, the licensing for export of a submarine to Israel is currently pending, as only one of the two licences required for this export has so far been granted. Finally, the Court takes note of Germany’s statement that 98 per cent of the licences granted since 7 October 2023 concerned “other military equipment” and not “war weapons” “.

La última frase plantea algunas interrogantes. ¿”Otros materiales militares” y no “armas de guerra“? La duda sobre la diferencia entre una categoría y otra puede suscitar dudas, en particular si se considera que desde el 7 de de octubre por la tarde / noche, Israel recurre a drones, imágenes satelitales, rastreo de llamadas, intercepción y escucha de llamadas, reconocimiento facial y herramientas de inteligencia artificial para identificar, localizar y luego proceder a bombardear ciertos puntos en Gaza (Nota 5). Son “materiales militares” cuyo impacto es significativo por el uso que hace de estos y otros muchos el aparato militar de Israel, sin que la diferencia precisa con “armas de guerra” haya sido objeto de discusiones ante los jueces de la CIJ. De igual manera, los componentes electrónicos incorporados a las armas y municiones israelíes constituyen una zona gris/oscura sobre la que hay muy poca claridad. Al respecto, un pregunta hecha por una senadora en Francia desde inicios del mes de marzo del 2024 espera siempre ser contestada sobre los componentes ML4 que Francia exporta a Israel (Nota 6).

En el párrafo 20, luego de referir a su ordenanza del 26 de enero del 2024 (véase texto completo en inglés) y un segunda ordenanza del 29 de marzo (véase texto), el juez de La Haya concluye que:

” 20. Sur la base des informations factuelles et des arguments juridiques présentés par les Parties, la Cour conclut que, à l’heure actuelle, les circonstances ne sont pas de nature à exiger l’exercice de son pouvoir d’indiquer des mesures conservatoires en vertu de l’article 41 du Statut”.

20. Based on the factual information and legal arguments presented by the Parties, the Court concludes that, at present, the circumstances are not such as to require the exercise of its power under Article 41 of the Statute to indicate provisional measures“.

La expresión “, à l’heure actuelle,.. /.. , at present,” usada por la CIJ en el párrafo 20 debe ser entendido como una advertencia de que otra solicitud de medidas provisionales por parte de Nicaragua podría eventualmente ser de recibo de cambiarse el marco factual, tal y como lo explica el jurista alemán precitado.

Cabe recordar que en su solicitud presentada el 1ero de marzo del 2024, Nicaragua pedía también a la CIJ ordenarle a Alemania reconducir su contribución a la agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (más conocida como UNRWA), suspendida el 27 de enero del 2024 a raiz de acusaciones lanzadas por Israel contra una docena de funcionarios de la UNRWA: el pasado 24 de abril, Alemania reinició formalmente el apoyo económico a la UNRWA (véase nota de The Guardian de la misma fecha), luego de publicarse una investigación interna a Naciones Unidas (véase informe) en el que se lee (p. 22):

The Israeli Ministry of Foreign Affairs informed that until March 2024, they had received staff lists without identification (ID) numbers. On the basis of the March 2024 list, which contained staff ID numbers, Israel made public claims that a significant number of UNRWA employees are members of terrorist organizations. However, Israel has yet to provide supporting evidence of this“.

No está de más señalar que las acusaciones de Israel contra una docena de funcionarios de la UNRWA a partir de “informes de inteligencia” fueron lanzadas unas pocas horas antes de la lectura en La Haya de la primera ordenanza de la CIJ, el 26 de enero del 2024 en el caso que opone Sudáfrica a Israel. ¿Simple coïncidencia en el calendario o bien … simple operación de comunicación tendiente a desviar la atención mediática internacional por parte del aparato estatal israelí?

 

* Nicolas Boeglin, Profesor de Derecho Internacional Público, Facultad de Derecho, Universidad de Costa Rica (UCR). Contacto: nboeglin@gmail.com

 

 

 

Volante de actividades públicas – webinar – con la Relatora Especial de Naciones Unidas sobre los Derechos del Pueblo Palestina, prevista una el 2 de mayo del 2024 y otra el 7 de mayo (en español en el caso de esta última)

 



Related Articles

What is a Revolution?

Loading

A Total Mess Ever since the beginning of the Arab Spring there has been much talk of  revolutions. Not from

Depresión en la Eurozona

Loading

Cómo restaurar la demanda agregada en países como Grecia y España, sin crear nuevas burbujas Yanis Varoufakis yanisvaroufakis.eu/ “Determinadas economías

El Movimiento de los trabajadores rurales Sin Tierra (MST) no cesa en su lucha

Loading

“Apostamos por cambios estructurales que pongan fin a la pobreza” Iraia Oiarzabal Gara En un país como Brasil, donde la

No comments

Write a comment
No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Write a Comment