Aurore Martin anuncia su retorno a la vida pública

ENTREVISTA

La militante de Batasuna, sobre la que pesa una euroorden, subraya que “mi ausencia ha tenido también un fuerte significado político”.

La aprobación de la euroorden contra Aurore Martin ha provocado una ola de solidaridad en Ipar Euskal Herria y el Estado francés, incluyendo un manifiesto firmado por un centenar de personalidades, entre ellas Stéphane Hessel, autor del libro “Indignaos”, y electos de todo el espectro político, que han convocado un acto en Biarritz para el 18 de junio. En una entrevista que hoy publica íntegramente “Le Journal du Pays Basque”, Martin anuncia su voluntad de retornar a la vida pública pese a la orden de detención dictada en su contra.
En sendas entrevistas concedidas a “Le Journal du Pays Basque-Euskal Herriko Kazeta” y a la web Mediapart.fr, la militante de Batasuna Aurore Martin anuncia que ha llegado el momento de volver a la vida pública y de dejar de ocultarse para evitar que se le aplique la euroorden y sea entregada a las autoridades españolas como castigo a su actividad política. La entrevista completa a Martin puede leerse hoy en las páginas de “Le Journal du Pays Basque”.
En la entrevista, Martin destaca que la situación que ha vivido ha sido dura, ya que permanecer oculta durante seis meses ha afectado a cuestiones como a sus proyectos vitales, a su familia, a su condición de mujer y a su actividad política.

No obstante, subraya que, pese a las dificultades, ha podido continuar con su militancia en Batasuna, participando en las reflexiones a través de escritos. “Mi ausencia -añade- ha tenido también un fuerte significado político, porque ha mostrado no sólo mi compromiso, sino también la lucha por los derechos civiles y políticos”.

En este sentido, Martin, que concurrió a las elecciones cantonales como suplente en las listas de EH Bai por Atharratze, valora positivamente los resultados obtenidos: “Lograr un 7% de los votos no es algo excepcional, pero es un paso adelante. En esta dinámica a largo plazo que es EH Bai creo que avanzamos poco a poco en los ayuntamientos”. Y muestra su satisfacción por el papel realizado por Gilen Iriart -el candidato a consejero general-, que intervino en euskara, siendo euskaldunberri, y se enfrentó a candidatos mucho más veteranos.

Preguntada por las elecciones municipales y forales en Hego Euskal Herria, Martin resalta que “durante ocho años hemos sido ilegales”. “Han querido vendernos que el proyecto abertzale en su conjunto sólo lo apoya una minoría, que no era representativo. Para demostrar lo contrario -incide-, necesitábamos estar en las elecciones, pero nos negaban este derecho. Ahora que hemos recuperado este espacio, los electores han confirmado que no somos una minoría. Detrás de ocho años de ilegalización de la izquierda abertzale había una voluntad de reducir a la nada un proyecto político. ¿Por qué? Porque era un proyecto coherente, realizable, que cuenta con el apoyo de la ciudadanía. Tras años de trabajo, hemos ganado credibilidad. Es lo que hemos demostrado en las últimas elecciones. Ha sido un triunfo histórico”.

En este sentido, subraya que el Estado español no ha logrado su objetivo. “La represión que se hace en cualquier parte del mundo frente a unas ideas o a un pueblo no logra la sumisión -advierte-. Todo lo contrario. Estos ocho años de ilegalización sólo han logrado colocarnos en la situación actual y que nuestro proyecto sea más sólido. Cada acción represiva refuerza la adhesión de la gente al proyecto. Creo que la estrategia que el Estado español ha llevado a cabo estos últimos 30 años le ha aportado muy poco. Es un fracaso para ellos. A pesar de ello, hay que permanecer atentos sobre lo que vaya a suceder los próximos días, sobre cómo vaya a actuar el Estado español en la situación actual”.

Martin subraya que la Ley de Partidos en la que se basa la euroorden que se dictó en su contra es una norma elaborada exclusivamente para atacar a la izquierda abertzale. “Por ejemplo -explica-, la demanda de condenar la violencia sólo se aplica a una parte. No se exige nunca al Estado español que condene la desaparición de Jon Anza. El objetivo de esta política es aniquilar un proyecto político y retirar el derecho a la libertad de expresión a un grupo de personas cuya credibilidad es evidente. El Estado español no pondría toda esta estrategia en marcha si sólo representásemos a una minoría”.

También critica con dureza al Estado francés por haberse plegado a los requerimientos de Madrid y actuar contra la izquierda abertzale. “Al día siguiente de la operación contra Batasuna en Ipar Euskal Herria, supimos claramente que respondía a un deseo del Estado español. Hasta entonces, Francia no había entrado nunca en las oficinas de un partido y detenido a sus responsables. España quiere aplicar su teoría también aquí, pero ha sido un fracaso. Todo demuestra que España ha presionado a Francia. En Hegoalde e Iparralde vivimos en ritmos diferentes, pero la voluntad de criminalización es la misma en ambos sitios”, comenta.

“No digo que, aceptando mi euroorden, Francia haya ilegalizado Batasuna, pero ha dado un nuevo paso. Me ha impedido realizar mi actividad política”, reitera Martin, quien considera que el Estado francés ya no puede argumentar que no es parte del conflicto, “ya que tiene 150 presos políticos y acepta cientos de euroórdenes contra jóvenes vascos”.


Related Articles

Un refugio en el Boulevard para los ocho donostiarras condenados

La pequeña explanada junto al kiosko del Boulevard fue rebautizada ayer como Askegunea, un espacio de «desobediencia civil y resistencia

Como había previsto, gobernará en solitario

Si las encuestas sobre las preferencias de los ciudadanos de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa en cuanto a la composición del

Una integración con interrogantes

Alberto CASTRO Analista económico Las tres cajas vascas están a punto de desaparecer del mundo financiero como actores activos. Las

No comments

Write a comment
No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Write a Comment