La Justicia prorroga 15 días la detención de Morsi mientras sigue el pulso en la calle

p017_f01_148x116.jpg

La Justicia decidió ayer prorrogar la detención del derrocado presidente, Mohamed Morsi, mientras sus partidarios mantenían su protesta pese a las amenazan de las nuevas autoridades de dispersarlos y las fuerzas de seguridad aplazaban el desalojo ante la gran afluencia de personas.

La Justicia egipcia ordenó ayer renovar por otros quince días la detención preventiva de Mohamed Morsi, con el objetivo, según informó, de investigar las acusaciones de supuestos vínculos con el movimiento palestino Hamas para perpetrar «acciones enemigas contra el país», entre otras.

El pasado 26 de julio, un juez dictó el arresto preventivo de Mursi, quien se encuentra retenido por los militares en un lugar desconocido desde su destitución el día 3 de ese mes como consecuencia de un golpe de Estado.

El depuesto presidente también está acusado de la muerte de presos y oficiales de Policía, del secuestro de responsables de seguridad, del asalto e incendio de la cárcel de Wadi Natrun y de atacar instalaciones de las fuerzas del orden.

Morsi estuvo recluido en esa prisión durante la revolución que derrocó al régimen de Hosni Mubarak entre enero y febrero de 2011, pero logró escapar a los dos días de su detención gracias al caos que reinaba en los presidios tras la desbandada de los guardianes.

Tras ordenar la Justicia el arresto preventivo contra Morsi a finales de julio, se esperaba que este fuera trasladado a alguna cárcel, pero no ha sido así. El derrocado presidente islamista continúa recluido en un complejo militar, a diferencia de otros líderes islamistas detenidos tras el golpe de Estado, que han sido encarcelados.

Más protestas

La decisión judicial adoptada ayer podría impulsar a miles de partidarios de Morsi, que convocaron nuevas protestas para hoy para exigir el retorno al poder del primer presidente democráticamente elegido en Egipto, a movilizarse por todo el país. Y más, cuando la Policía ha anunciado una operación inminente, pero «gradual», para desalojarles de las dos plazas cairotas -Rabaa al-Adawiya y Nahda- en las que se mantienen atrincherados desde hace un mes. Un anuncio que fue finalmente aplazado ante la gran afluencia de personas que se sumaron a las acampadas de los islamistas tras el ultimátum lanzado por el nuevo régimen.

En un principio, las fuerzas de seguridad tenían previsto rodear los dos campamentos al amanecer de ayer a fin de evitar la llegada de más seguidores del presidente derrocado, para después desalojar la plaza de forma progresiva.

«Vamos a quedarnos. Estamos sicológicamente preparados para cualquier cosa y hemos asegurado las zonas de las protestas, sus entradas y salidas», declaró uno de los manifestantes, Mustafá al-Jatib.


Related Articles

La ONU alerta del “inminente” peligro de guerra abierta en Siria

Los sirios “quieren paz y dignidad, y sobre todo quieren acción”, advierte el secretario generalEl enviado especial del organismo y

UN chief sets up panel on Sri Lanka war

The UN secretary general has set up a panel to look into alleged human rights abuses during the final stages

NATO air strikes target Gaddafi’s compound

Witnesses say NATO pounded Libyan leader’s residence and state television offices in capital, Tripoli A hospital building in Tripoli which

No comments

Write a comment
No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Write a Comment