La Casa Blanca redobla sus mensajes para lograr el aval a una intervención

Loading

p004_f01_199x144.jpg

crisis en siria

El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, subrayó que Irán, Corea del Norte e Hizbullah están esperando el «silencio de Washington para actuar con impunidad», al insistir en que hay pruebas «más allá de cualquier duda razonable» de que Damasco ha usado armas químicas. «El mundo está esperando no solo lo que decidimos, sino también cómo tomamos nuestra decisión», subrayó en la primera audiencia en el Congreso, al que Obama pidió un voto «urgente».

La Casa Blanca redobló ayer sus mensajes dirigidos al Congreso para lograr su aval a una intervención militar en Siria. El secretario de Estado, John Kerry, remarcó ante el Comité de Exteriores del Senado que Irán, Corea del Norte y Hizbullah están esperando el «silencio» de EEUU para «actuar con impunidad».

El propio presidente estadounidense, Barack Obama, pidió al Congreso un voto «rápido».

Ayer, cosechó dos importantes apoyos, el del presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, y el del influyente presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, Bob Menéndez,

«Esto es algo que Estados Unidos, como país, necesita hacer», dijo Boehner en declaraciones a los periodistas al salir de una reunión con el presidente y otros líderes demócratas y republicanos del Congreso, celebrada en la Casa Blanca.

Menéndez también hizo público su respaldo a los planes bélicos de Obama. «Voté en contra de la guerra en Irak y apoyo firmemente la retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán. Hoy apoyo la decisión del presidente sobre el uso de la fuerza debido a este horrendo crimen contra la Humanidad», manifestó al inicio de la primera audiencia en el Congreso.

«Por supuesto que hay riesgos en una acción, pero las consecuencias de la inacción son mayores y aún más graves: un mayor desastre humanitario en Siria, inestabilidad regional, la pérdida de la credibilidad estadounidense en el mundo, un Irán y Corea del Norte envalentonados y la desintegración del derecho internacional», remarcó empleando términos similares a los de Kerry.

Sin embargo, aún es dudoso el apoyo del ex aspirante a la Casa Blanca John McCain, pues el senador republicano confesó ayer que tiene dudas si la acción es demasiado limitada. Por el contrario, numerosos miembros del Congreso, entre ellos el senador demócrata Patrick Leahy, han señalado que solo apoyarían una autorización para el uso de fuerza militar si se trata de una acción limitada en Siria.

Hoy, Obama iniciará una visita de dos días a Suecia en la que mantendrá contactos con los principales mandatarios nórdicos. Además de abordar el ataque en el Palacio de Rosenbad, sede del Gobierno sueco, con el primer ministro, Fredrik Reinfeldt, por la noche lo podrá tratar en la cena organizada por el jefe de Gobierno a la que están invitados los mandatarios de Noruega, Dinamarca, Islandia y Finlandia. No obstante, salvo Dinamarca, que ya ha manifestado su apoyo a una intervención, los demás países nórdicos apuestan por agotar la vía de la negociación a través del Consejo de Seguridad de la ONU,

La visita a Suecia precede a la cumbre del G20, mañana y el viernes en San Petersburgo (Rusia), donde Obama continuará con sus gestiones para lograr apoyos a una represalia militar.

Por la mañana, el lanzamiento por parte de Israel de un misil del tipo Ancor -señuelo en pruebas del sistema anti-misiles Jetz (Arrow)-, desató las alertas de Rusia, cuyos radares detectaron dos misiles crucero en el Mediterráneo oriental, lo que contribuyó a mantener la tensión en la región

El portavoz del Pentágono, George Little, aseguró que «no tiene nada que ver» con una posible intervención en Siria.

«La prueba fue planeada hace tiempo para ayudar a evaluar la habilidad del sistema de Defensa de Misiles Balísticos Arrow para detectar, rastrear y enviar información sobre una amenaza simulada contra Israel», precisó en un comunicado.

Según Little, EEUU e Israel cooperan en el desarrollo de programas sobre defensa de misiles balísticos «para enfrentar desafíos comunes en la región».

Por su parte, el presidente francés, François Hollande, firme partidario de intervenir en Siria, aseguró que Francia no atacará sola si «la decisión (del Congreso estadounidense) no fuera positiva. Pero Francia asumiría sus responsabilidades apoyando a la oposición democrática en Siria de forma que se dé una respuesta», remarcó.

En declaraciones a la emisora RTL, su ministro encargado de Relaciones con el Parlamento, Alain Vidalies, afirmó que Hollande «no excluye una votación» en la Asamblea Nacional.

En una comparecencia ante la Cámara Pública rusa, el embajador sirio en Moscú, Riad Haddad, sostuvo que Rusia tiene pruebas de que el ataque con armas químicas fue obra de la oposición. «Rusia ha presentado pruebas con fotografías que señalan el lugar y la hora en la que fue lanzado el cohete contra Ghuta Oriental. Acaso hay alguien en sus cabales que se crea que el Gobierno de Siria puede usar armas químicas en el momento en que una comisión internacional empieza su trabajo y llega a Damasco», alegó sin ofrecer mayores precisiones.

El secretario general de la ONU, Ban ki-Moon, pidió considerar el «impacto» de una represalia militar, que, advirtió, solo sería legal si se realiza en defensa propia o con autorización del Consejo de Seguridad.

Dos millones de refugiados

En paralelo a estas discusiones, el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) volvió a llamar la atención de la comunidad internacional sobre el drama humanitario que se vive en Siria, de donde dos millones de personas han tenido que huir a países vecinos.

Dentro del país la población desplazada alcanza los 4,25 millones de personas.

«Siria se ha vuelto la gran tragedia de este siglo, una calamidad humanitaria indigna con sufrimientos y desplazamientos de población sin equivalente en la historia reciente», afirmó en un comunicado el responsable del ACNUR, Antonio Guterres. «El único consuelo es la humanidad y la fraternidad que demuestran los países vecinos al acoger a tantos refugiados y salvarles la vida», añadió.

«El mundo asume riesgos al ser peligrosamente complaciente con la catástrofe humanitaria siria. Si la situación se sigue deteriorando a este ritmo, el número de refugiados aumentará y algunos países vecinos podrían alcanzar un punto sin retorno», alertó la embajadora del ACNUR, Angelina Jolie.


Related Articles

Elecciones en Francia

Loading

François Hollande ganó a Nicolás Sarkozy en la segunda vuelta de las presidenciales Eduardo Febbro Página 12/La Jornada Treinta y

Libya on brink as protests hit Tripoli

Loading

Muammar Gaddafi’s son warns of civil war in state television address as regime tries to halt uprising Ian Black, Middle

La Vía Campesina en Cuba

Loading

Soberanía alimentaría y comercio La agroecología puede duplicar la producción alimentaria de regiones enteras en 10 años, reduciendo al mismo

No comments

Write a comment
No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Write a Comment