Víctimas de ETA no quieren que se haga un Centro de la Memoria

NUEVO ESCENARIO POLÍTICO

La presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, Maite Pagazaurtundúa, indicó ayer a Patxi López que no permitirán que se levante un Centro de la Memoria porque «no se dan las condiciones políticas, éticas y morales para ello». AzkenEzkjau.jpg
Patxi López, durante la rueda de prensa ofrecida ayer como inicio del curso político. (Marisol RAMÍREZ / ARGAZKI PRESS)

BILBO-. El lehendakari Patxi López reaparició ayer en la escena política tras las vacaciones, con la promesa de presentar en setiembre un plan cuyo contenido no se conoce.
Los colectivos de víctimas de ETA, reunidos en la Fundación de Víctimas del Terrorismo, ya dejan claro que presionarán para que el dirigente del PSE no mueva su actual posición.
Horas antes de su primera rueda de prensa postvacacional, su presidenta, Maite Pagazaurtundúa, salió a la palestra para advertirle de que no tolerarán un Centro de la Memoria que consideran que se intenta construir sobre la «equidistancia».
Se da la circunstancia de que ese proyecto es totalmente desconocido por el momento. Lo único que ha trascendido es que se empezó a diseñar en julio, pero nadie ha explicado públicamente cuáles son sus criterios de base. Pero a tenor de las palabras de Pagazaurtundúa, al menos su Fundación sí los conoce.
La presidenta de la FVT hizo unas declaraciones a la agencia Europa Press en las que califica este proyecto de inadecuado, entre otras cosas porque considera que no se dan «las condiciones políticas, éticas o morales» para ello.
Pagazaurtundúa reclamó primero una «regeneración social» y afirmó que sólo hay una apariencia de que «todo es muy bonito» porque ETA no comete atentados desde hace dos años, pero que sigue existiendo «un chantaje» y una «operación incansable de fondo de ETA y su entorno para salir vencedores políticamente».
Sobre el Centro de la Memoria, sólo ha trascendido que sería un proyecto de Patxi López avalado por el Gobierno español, y para lo que ya se habría realizado una toma de contacto en julio en la reunión entre el consejero de Interior de Lakua, Rodolfo Ares, y el ministro del ramo, Antonio Camacho.
Bildu y Breivik

Para justificar su rechazo inicial, Pagazaurtundúa citó la posición mantenida por representantes institucionales de Bildu, a quienes acusó de hacer una «banalización del bien y del mal» y de incurrir en «la brutalidad moral que supone la exposición pública de lo injustificable por parte de los familiares y amigos de los asesinos». Y se quejó de los discursos sobre «reconciliación», que cree que están falseados.

Como han hecho otros portavoces políticos, empezando por el propio López, Pagazaurtundúa recurrió también a las comparaciones con Anders Breivik, el autor de la matanza de Noruega.

Según su tesis, la acción de ETA debería suscitar la misma reacción que se siente ante masacres como la de Utøya, pero no ocurre así: «La brutalidad moral y la frivolidad egocéntrica de Breivik que se ve tan claramente no se distingue con tanta claridad en la sociedad vasca respecto a cosas parecidas en asesinos etarras», se quejó.

«Lo anomal»

Maite Pagazaurtundúa se quejó además de la «sobrerrepresentación» de la izquierda abertzale en los medios, asegurando que «esto abre las heridas de sus víctimas constantemente». «Usan el mayor descaro y narcisismo para normalizar la imagen de lo anormal», añadió
López: «El relato de lo que ha sucedido nos corresponde a los demócratas»

En sus primeras declaraciones tras las vacaciones, Patxi López no aludió a las quejas de Pagazaurtundúa, pero sí expuso algunos criterios que coinciden con las exigencias de las víctimas, como el de que «contar el relato de lo que ha sucedido nos corresponde a los demócratas: si la izquierda abertzale ha comenzado a dar pasos no ha sido una cesión graciosa, sino gracias a la firmeza de nuestras exigencias, a la eficacia policial, a la contundencia de la justicia y a una sociedad vasca que se ha plantado», añadió.

Sobre el plan «de convivencia» que va a presentar a finales de setiembre en el Parlamento de Gasteiz, López todavía no es explícito. Adelantó sólo que se trata de ver «cómo contribuir todos a la convivencia, cómo cerramos este ciclo de violencia y empezamos a construir Euskadi desde el respeto, y desde el recuerdo a las víctimas del terrorismo».

Antes de llegar a ese momento, el inquilino de Ajuria Enea consideró que «el final de ETA no tiene que tener condiciones» ni «es cuestión de regateos», en referencia a aspectos pendientes como la legalización o no de Sortu y la política carcelaria.

«ETA tiene que desaparecer sin ningún tipo de condición, y será en el momento en el que desaparezca cuando podamos hablar de cómo construir la convivencia entre todos, después de casi novecientos asesinatos», expuso.

López se mostró satisfecho por la tranquilidad y buen ambiente con el que discurren las fiestas, destacando que por primera vez no ha existido «kale borroka». Dijo haber visto sólo dos puntos negros; uno, el asesinato machista de Daisy Mendoza el lunes en Bilbo, y otro, «el intento de los de siempre de utilizar el disfrute de todos para promocionar sus planteamientos, muchas veces contrarios a la convivencia».


Related Articles

Víctimas de la violencia estatal dicen que la mayor reparación es una solución democrática

NUEVO TIEMPO EN EUSKAL HERRIA Víctimas de la violencia estatal se han unido para lanzar un mensaje con mucho contenido:

Afirman que el encarcelamiento de Zulueta responde a la “patológica obsesión” de Marlaska por perseguir a los abogados

ENCARCELAMIENTOLa asociación de abogados Eskubideak considera que el encarcelamiento de Zulueta responde a la “patólogica obsesión” de Grande-Marlaska por encarcelar

75 Años de la barbarie franquista

historias de la masacre de 1936 Hace justo 75 años, Euskal Herria estaba envuelta en sangre por la barbarie franquista.

No comments

Write a comment
No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Write a Comment