Violencia Machista

La muerte de Bilbo reabre el debate sobre el valor de la orden de alejamiento

La eficacia de medidas como las órdenes de alejamiento queda en entredicho tras el último crimen machista en Bilbo. El Departamento de Interior de Lakua dijo ayer no sabía que Daisy Mendoza estaba siendo acosada por su ex pareja, lo que ocurría de modo sistemático.

p006_f01_183x120.jpg

GARA | BILBO

La ex pareja de Daisy Mendoza vulneraba de manera reiterada la orden de alejamiento decretada contra él. Sin embargo, la Ertzaintza no tenía constancia del incumplimiento del mandato judicial, que había sido decretado el pasado 1 de junio por un período de tres meses.
El Departamento de Interior de Gasteiz confirmó así el dudoso nivel de protección ofrecido a la última víctima de la violencia machista, una mujer de 36 años a la que se le entregó únicamente un teléfono móvil para comunicar cualquier tipo de incidencia con su ex pareja.
Este lunes se comprobó, tal como denunciaron los familiares y amigos de la fallecida, que ese teléfono era una herramienta insuficiente para defenderse de su ex marido, Héctor Melecio Reyna, un varón de 38 años que en la tarde del lunes volvió a vulnerar la orden de alejamiento que pesaba sobre él para acabar con la vida de Mendoza.
Desde Lakua defendieron la política de protección aplicada, y explicaron que en los últimos meses no habían recibido ninguna llamada que alertara de la presencia del agresor en las inmediaciones de la vivienda familiar, una situación que se producía con regularidad. Es más, los allegados de la víctima afirmaron que el homicida «siempre andaba siguiéndola», llegando a «molestarla» en más de una ocasión.
Estos movimientos hacían presagiar el final: una agresión reiterada con arma blanca en la puerta de la vivienda familiar, situada en la calle Fernández del Campo, en pleno centro de Bilbo. El agresor esperó en el portal la llegada de su ex pareja, que había salido a realizar algunas compras. Fue entonces, pasadas las 16.25, cuando el homicida asestó una docena de cuchilladas a su ex mujer, que falleció minutos después, tumbada en el descansillo de su vivienda. El hombre se quedó allí hasta la llegada de la Ertzaintza.

El trágico final desató la rabia de sus allegados, quienes lamentaron que Daisy no solicitara una pulsera de protección, medida que podía haber evitado la agresión. Incluso una llamada a la Ertzaintza hubiera servido para detener la agresión, pero al parecer Mendoza no quiso llegar a tanto.

Piden colaboración ciudadana

Tras conocer la última muerte por violencia machista, la directora de la Oficina de Atención a Víctimas de Violencia de Genero de Lakua, Mariola Serrano, y el presidente del TSJPV, Juan luis Ibarra, pidieron a la ciudadanía una mayor colaboración para poder hacer frente a los incumplimientos en las ordenes de alejamiento.

A este respecto, Ibarra recordó que durante el año 2010 se dictaron 639 ordenes de alejamiento en la CAV. «No es posible que la autoridad judicial o policial pueda actuar sin conocer que ha habido un quebrantamiento, y sólo puede conocerlo si los que nos sentimos solidarios con la mujeres víctimas», añadió. Para el presidente del TSJPV, es necesario que la ciudadanía se comprometa denunciar cuando se tiene constancia de un quebrantamiento de la medida judicial.

Por su parte, Aralar envió un comunicado en el que solicitó una revisión de los protocolos diseñados por Lakua para evitar este tipo de agresiones. Además, esta formación política exigió más medios para proteger a las mujeres que han sido víctimas de violencia de género.

Dichas exigencias fueron recogidas por la consejera de Trabajo y Asuntos Sociales, Gemma Zabaleta, que reconoció que las administraciones tienen que actuar con «contundencia, energía y eficacia» para conseguir poner fin a la violencia machista. «Hay que seguir redoblando esfuerzos hasta que no haya ni una sola víctima», destacó.

Concentraciones

Al margen de las polémicas sobre el tratamiento a las personas amenazadas, todos los partidos políticos presentes en el Ayuntamiento secundaron la concentración celebrada en Bilbo. Una cita en las escalinatas de la Casa Consistorial, en la que estuvieron presentes más de un centenar de personas procedentes de las diferentes instituciones, formaciones y comparsas. Estas últimas organizaron además, junto a colectivos feministas, una concentración a las 18.00 en la Plaza del Arriaga.

A esta protesta se le unió el cierre temporal de las txosnas tras los fuegos artificiales. Las comparsas cesaron su actividad durante quince minutos en recuerdo de Daisy Mendoza.

Wendo, datorrenari aurre egin ahal izateko elkartea

Donostiako emakume gazte hauek adierazi dutenez, autodefentsa feminista Wendo bezala ezagutzen den elkartearen eskutik dator. Duela urte batzuk Kanadan sortua, emakumearen defentsa lantzen duen elkarte zaharrena da honakoa. Munduko beste hainbat lekutan bezala, bertan teknika psikologikoak zein ahozkoak lantzen dituzte, mehatxuzko egoerak ekiditen laguntzeko, besteak beste.

«Wen» ingelesezko «women» (emakumeak) hitzetik dator eta «do» japonieraz «bidea» esan nahi duen hitza da; beraz, «emakumearen bidea» bezala definituko litzateke Wendo elkartea.

«`Bidea’ hitza zerbait dinamikoa da, prozesu bat, jarrera berri baterantz denbora guztian garatzen ari dena, hau da, datorrena datorrela aurre egiteko gai izango dena». O.L.


Related Articles

Pakistan: Security Forces ‘Disappear’ Opponents in Balochistan

  Demonstration in front of Pakistan’s Supreme Court by relatives of “disappeared” persons from Balochistan province, January 5, 2010. © 2010 Human

Acerca de los Centros de Internamiento de Extranjeros

La política del encierro Arturo Borra Rebelión a) El miedo como política Instituir el miedo como política, la política del

Lebanon: Critic of Nahr al-Bared Reconstruction Efforts Detained

Military Intelligence Exceeding Authority by Arresting Government Critics (Beirut) –The Lebanese authorities should immediately release Ismael Sheikh Hassan, an urban

No comments

Write a comment
No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Write a Comment