El “consenso constitucional” pierde fuelle tras su reforma

Loading

MODIFICACIÓN EXPRÉS DE LA CONSTITUCIÓN

Únicamente UPN secunda la modificación exprés pactada por PP y PSOE, partido que registra desmarques de voto y ausencias. Nacionalistas vascos, catalanes y gallegos protestan junto a IU.

MADRID-. Treinta y tres años después, lo inamovible se ha movido, aunque lo ha hecho en medio de la bronca y el disgusto. Cabe suponer que una reforma constitucional debe ser un acto solemne que concite apoyos mayoritarios y también trasversales, pero lo de ayer en el Congreso fue un espectáculo en el que quedó patente la exclusión de grupos nacionalistas que son mayoritarios en sus respectivas naciones y de una izquierda que pese a su menguada representación institucional suma más de un millón de votos. Además, ahí está la oposición sindical y la de variados grupos sociales y hasta colectivos judiciales.
PSOE y PP sacaron adelante su reforma constitucional gracias a su aplastante mayoría de escaños. Pero en estos tres últimos días, en lugar de ganar apoyos, lo que han conseguido ha sido soliviantar más a grupos tan importantes como CiU, el PNV y a aquella ERC en la que Zapatero se apoyó en la pasada legislatura o una IU heredera del PCE que tantos favores hizo a la “consenso constitucional” en los años de la reforma de la dictadura. Y como guinda, un José Bono de aires cuartelarios ordenando abrir y cerrar puertas para que los diputados críticos pudieran o no salir del hemiciclo.
Los dos grandes partidos españoles no admitieron ni una sola enmienda del resto. Sólo la Real Academia Española logró meter cuchara, para cambiar un “al” por un “con”, tras una perspicaz observación de José Bono.
PSOE y PP estuvieron muy preocupados durante las últimas horas en intentar que CiU cambiara su protesta por, al menos, una abstención. Con esa intención acordaron dos enmiendas transaccionales entre ambos, y hasta el último momento, durante el alargado receso precedente a la votación, estuvieron tratando de convencer a los diputados catalanes a la vista del resto del hemiciclo y de las cámaras de televisión. Pero el intento resultó baldío, porque el representante de IU, Gaspar Llamazares, vetó que las enmiendas pudieran votarse. El portavoz de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida aclaró que su inclusión no hubiera cambiado la postura de su grupo, aunque no le gustó el gesto de Llamazares.
Un plantón extraordinario

El pleno de aprobación de la reforma siguió el trámite de lectura única, con lo que cada grupo tuvo un turno para defender sus enmiendas y fijar posturas sobre el resto o el texto propuesto. Y la sesión comenzó con una retahíla de reproches hacia PSOE y PP de los grupos minoritarios, al que se sumó hasta el diputado de UPN (Carlos Salvador), pese a votar a favor.

Los grupos de izquierda, como BNG, IU-ICV y ERC,fueron especialmente duros, hablando de una reforma profundamente antisocial, “rabiosamente centralista», que consuma “un auténtico atentado contra el autogobierno” y un “golpe de Estado constitucional”. Su rechazo se tradujo en que, junto a Uxue Barkos, de NaBai, abandonaron el hemiciclo antes de la votación, en un gesto insólito, entre advertencias de José Bono de que quien quisiera ausentarse lo hiciera entonces porque luego se cerrarían las puertas.

Esperada fue la intervención de CiU, a cuya “moderación y responsabilidad” habían apelado PSOE y PP para que no hiciera un feo a la reforma y ayudara a dar imagen frente a los mercados. Su portavoz, Josep Sánchez Llibre, no aclaró en su discurso cuál sería su voto, pero dejó claro que su formación se había sentido “excluida del debate, expulsada del consenso constitucional y agredida”, al tiempo que acusó a PP y PSOE de “políticas radicales e irresponsables”.

Frente a las críticas de los grupos –a las que se sumó también CC, habitual apoyo del Gobierno– la portavoz del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, respondió que no era posible dejar que las comunidades fijen su déficit. Su homólogo del PSOE, José Antonio Alonso, negó que la reforma suponga recortes y avisó de que si en un futuro los hay, serán responsabilidad de los gobernantes de turno.

La reforma pasa ahora al Senado, donde se votará el miércoles. Si hubiera alguna reforma, debería después volver de nuevo al Congreso.


Related Articles

Fatal torture ‘widespread’ in Syrian jails

Loading

Rights group Amnesty International says it has documented the cases of 88 people who have died in custody since MarchAmnesty

Ankara: Obama’s policy towards Turkey trickled down to economic sectors

Loading

ABDULLAH BOZKURT / EM?NE KART ANKARA Selim Yenel This is the first time that Turkish officials observed firsthand how a

Berlusconi government to ban street prostitution

Loading

Mara Carfagna, the equal opportunities minister, said a package of measures will include banning prostitution in public places Mara Carfagna

No comments

Write a comment
No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Write a Comment