Escocia presenta la hoja de ruta para su independencia en 2016

El Gobierno escocés inicia un proceso de consulta sobre el referéndum de otoño de 2014 y el plan de transición hacia la independencia.

EDIMBURGO-. Aunque la atención mediática se ha centrado en la pregunta que el primer ministro escocés, el nacionalista Alex Salmond, plantea para el referéndum que decidirá sobre la independencia de Escocia en el otoño de 2014, el documento presentado ayer en el Parlamento de Edimburgo, “Tu Escocia, Tu Referéndum” se centra precisamente en el proceso que determinará el contenido de la papeleta, que el Gobierno del Partido Nacionalista Escocés desea que sea abierto y accesible para todos los escoceses, porque está será “la decisión más importante tomada en Escocia en 300 años”.
La decisión de los nacionalistas de iniciar una consulta popular de cara al referéndum, además de asegurar la participación ciudadana en temas claves para el futuro de Escocia, asegura que el debate sobre la independencia salga a la calle y empiece a discutirse desde un nivel práctico y real, en lugar de como una teoría distante, tal y como indicaba Patrick Harvie, de los Verdes, al expresar su esperanza de que el debate de independencia abra la puerta al deseo de la gente “por tomar las riendas del futuro de su país y de nuestras comunidades”.
“Nuestro futuro y elección”

Los unionistas escoceses pueden respirar tranquilos por el momento, como podrá hacerlo el primer ministro británico, ya que si la consulta no altera los planes de Salmond, la pregunta será clara y contundente -“¿Está de acuerdo con que Escocia sea una nación independiente?”-, con una respuesta de “si” o “no”. Sin embargo, en la consulta popular ya iniciada por el Gobierno nacionalista escocés -y cuyo plazo concluye el 11 de mayo- se incluye la posibilidad de incluir una situación intermedia, la llamada “Devolución Máxima”, que plantearía más transferencias de Londres a Escocia, incluyendo la independencia fiscal.

Finalmente, Salmond parece haber abandonado los planes para la creación de una comisión independiente para hacerse cargo de la votación, y ha aceptado que sea la Comisión Electoral la responsable por la organización de la votación (que costará 10 millones de libras esterlinas) y el recuento de los votos. Sin embargo, los resultados de la consulta pública a la que se invita a los escoceses, serán los que determinen, además de la pregunta a incluir en la papeleta, los límites de gastos en la campaña electoral, y cómo debe regularse el referéndum.


Related Articles

Russia and NATO

“Not a Piece of Furniture”  The results of the NATO summit were as predictable as a Soviet Communist Party congress,

Chomsky: “La ausencia de bases de EE.UU. en América Latina indica un cambio histórico”

  Para el intelectual Noam Chomsky el poder estadounidense está en pleno proceso de declive En una entrevista con un

Davuto?lu to deliver harsh message to Damascus

EM?NE KART/CEREN KUMOVA ?STANBUL/ANKARA At a time when those questioning the legitimacy of Syrian President Bashar al-Assad’s rule have started

No comments

Write a comment
No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Write a Comment