La cárcel de Imrali es un laboratorio de represión

La cárcel de Imrali es un laboratorio de represión

Newroz Uysal, abogada de Abdullah Öcalan, ha sido la ultima a ver el líder kurdo en 2019.

Newroz Uysal es una de los abogados de Abdullah Öcalan. Ha sido además la ultima a ver al líder kurdo, en 2019. “Efectivamente – recuerda en esta conversación con Berria – el del 2 de mayo 2019 fue la primera visita después de 8 años desde la anterior y tuvo lugar en un contexto político muy delicado: la parlamentaria del HDP Leyla Güven estaba en huelga de hambre en la cárcel, junto a miles de presos, desde noviembre de 2018, pidiendo que se acordara una visita a Imrali.” La huelga se suspendió precisamente después de esta visita en la cual Öcalan pidió que cesara. Uysal recuerda que “aquel día de mayo, el viaje en barco desde Bursa hasta Imrali duró 3 horas. Una vez allí hemos estado revisado corporalmente de manera muy invasiva. No nos han permitido llevar nada al encuentro ni tomare apuntes, y solamente dos abogados pudimos entrar. No nos han permitido encontrar a los otros tres presos. No obstante las condiciones duras de la cárcel, encontré a Öcalan en buen estado físico y psicológico. Lo que mas me impresionó fue su rapidez a la hora de analizar eventos mientras le contábamos lo que estaba pasando fuera y su capacidad de mantener la esperanza, a pesar del aislamiento.”

De acuerdo con la ley turca, un preso tiene derechos a encontrar sus abogados cinco días a la semana. Sin embargo a Öcalan desde su ingreso a Imrali, el 15 de febrero 1999, se le ha concedido una hora de visita a la semana, tanto con los familiares que con los abogados. “Las visitas – dice Uysal – nunca han sido regulares, y podían pasar meses entre una y otra. Los abogados hemos podido encontrar a Öcalan y los otros presos solamente 5 veces en 12 años. Desde el 2011 hasta hoy hemos podido ir 5 veces entre el 2 de mayo y el 7 de agosto 2019.”

Desde 2011 hasta julio de 2016 (cuando se declaró el estado de emergencia) las visitas han sido denegada con motivaciones como que el barco a la isla estaba roto o que el tiempo estaba malo. “Desde julio 2016 hasta julio 2018, – añade Uysal – nos han negado las visitas por el estado de emergencia. Y desde 2018 hasta el 2 de mayo 2019 a pesar de nuestras solicitudes de visita dos veces a la semana, ni siquiera contestaban y solamente nos informaban de ‘puniciones’ a los presos que implican la prohibición de las visitas.”

Por otra parte, los familiares de Öcalan han podido entrar a Imrali en enero, junio y agosto 2019, después de casi tres años de visitas rechazadas. La sucesiva visita se dio en marzo 2020. Después solamente hubo 2 llamadas telefónicas.”

En la cárcel de Imrali se ha ido experimentando un sistema de aislamiento total que hoy se va aplicando a todas las cárceles. “Desde su captura, el 15 de febrero 1999, – dice Uysal – Öcalan se encuentra preso en Imrali. Antes de su llegada, ya se había preparado una celda para el, que sería el solo preso de la isla. Se trata de un modelo de aislamiento que se propone romper la voluntad del preso.”

La abogada subraya que “no hay casos de aislamiento total similar en el mundo. Hasta en Guantánamo las condiciones eran menos severas. Como subrayan las organizaciones de derechos humanos en Turquía, Imrali es un laboratorio de represión.”

Uysal confirma que Öcalan ha estado encerrado durante 10 anos en una celda de 13 metro cuadros. Se le han racionado el numero de libros que podía tener en la celda y luego se le han negado papel y bolígrafo. Antes de 2005 tenia derecho a 2 horas de aire, que después han sido reducidas a una. En cuanto al derecho a las llamadas telefónicas, la abogada dice que “solo ha podido hacer dos llamadas en 24 años, una de 20 minutos el 27 de abril 2020 y una de 3 minutos el 25 de marzo 2021. La celda es monitoreada por cameras 24 horas al día y hasta 2009, cuando se han trasladado allí 5 presos mas [hoy son 3], ha sido el único preso de la isla. Los seis podían encontrarse solamente una vez a la semana. Desde 2002 tiene una radio sintonizada en una sola frecuencia y en 2013 le han dado una televisión con 12 canales.”

A lo largo de los años, ha surgido la que la abogada define “una relación dialéctica entre la dimensión de aislamiento de este sistema y la implementación de la política hacia la cuestión kurda. Ahora este sistema se está extendiendo a todas las cárceles.”

La otra cara de la represión en Imrali es la represión de los mismos abogados de los presos en Imrali. Newroz Uysal espera la sentencia del sumario en el cual estas implicada el 15 de marzo. La acusan de hablar en debates públicos sobre el estatus legal de Öcalan y el sistema de aislamiento de Imrali, de participar a programas de televisión sobre la lucha contra la violencia contra las mujeres, pero también, como ella recuerda, “de compartir campañas pidiendo la libertad de Öcalan en mis redes sociales, de ser miembro del Colegio de Abogados de Mesopotamia y de la Asociación de Abogados por la Libertad. Se me acusa de ser miembro de una organización terrorista armada porque he sido delegada al Congreso de la Sociedad Democrática (DTK). Son acusas que implican condenas de 6 a 15 años de cárcel. Desde 2020 tengo prohibido viajar fuera del país.”

 

Orsola Casagrande

 



Related Articles

France: Police Custody Reform Falls Short

Parliament Should Ensure Fair Trial Rights for All Suspects (Paris) – The National Assembly should amend a bill to reform

This is not the road to peace, says Tu?luk

Commenting on Prime Minister remarks, Van deputy says Erdo?an chosing war DTK (Democratic Society Congress) co-chair and Van MP Aysel

Kukutza exige al Juzgado de Bilbo que “paralice inmediatamente” la orden de desalojo

DESALOJO Zea Mays se ha sumado a la resistencia contra el desalojo “inminente” de Kukutza con un concierto en el

No comments

Write a comment
No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Write a Comment