ALTERNATIVA KAS – 1978

Alternativa KAS

 

1978

 

 

En julio de 1976, pocos meses después de la muerte de Franco, la izquierda abertzale se dotó de un programa político de mínimos para acceder a la nueva situación que se avecinaba. El programa fue diseñado desde KAS y redactado en su primera edición por ETApm. A este borrador, EHAS (precursor de HASI) le hizo algunas anotaciones, siendo como resultado el primer texto que se conoció como Alternativa KAS. En un principio mostraron su acuerdo, con alguna matización, ETAm, ETApm, LAIA, EHAS, LAK y LAB. Más tarde se sumaría EIA, el partido surgido de la VII Asamblea de los polimilis. Fue precisamente la divergencia sobre el apoyo a la alternativa KAS la que provocó la escisión en el seno de LAIA, con dos corrientes que, manteniendo el nombre del Partido, se definieron con el «bai» o el «ez», en función de su acuerdo o no con la alternativa.

La alternativa KAS fue presentada en Iruñea el 30 de agosto de 1976. Los milis, que entonces impulsaban su publicidad, consideraban que «la alternativa de KAS debería considerarse como una base democrática mínima suficiente como para, sin abandonar las tareas de organización y armamento populares, cesar en nuestra actividad armada, manteniéndonos en esta postura en tanto no haya un intento, por parte del imperialismo español o fuerza política española o de la burguesía vasca, de imponer su razón expresión de sus intereses por las armas. La necesidad de este programa mínimo obedece a la comprobación táctica de que nuestro pueblo, como conjunto social, no está, a corto plazo, dispuesto a afrontar las tareas de la lucha armada».

En su redacción, el texto quedó de la siguiente manera:

1º Establecimiento de libertades democráticas.

2º Amnistía.

3º Adopción de medidas destinadas a mejorar las condiciones de vida de las masas populares y en particular de la clase obrera.

4º Disolución de los cuerpos represivos.

5º Reconocimiento de la Soberanía Nacional de Euskadi, lo que   conlleva el derecho del pueblo vasco a disponer con entera libertad de su destino nacional y la creación de un Estado propio.

6º Establecimiento inmediato y a título provisional de un Estatuto de Autonomía que surta efecto en Araba, Gipuzkoa, Nafarroa y Bizkaia.

7º Constitución, en el marco de tal Estatuto, de un Gobierno Provisional de Euskadi».

En los meses siguientes los grupos de KAS promovieron una intensa campaña para el conocimiento de la Alternativa. El propio Argala señaló en una entrevista concedida poco antes de su muerte que «la alternativa de KAS constituye la base indispensable para hablar de una normalización de la vida de Euskadi, para pensar en un camino menos violento de continuación de la vida política hacia la constitución de una Euskadi independiente, socialista, reunificada y euskaldun. Mientras que los objetivos de la alternativa KAS no se consigan el pueblo vasco estará atado, las vías institucionales no le servirán para gran cosa, y la lucha armada será una necesidad».

A principios de 1978, ETAm realizaba una actualización de la alternativa KAS, después de constatar que el texto original contenía algunos elementos reivindicativos que no se ajustaban a la coyuntura. Ahora, en enero de 1978, la organización armada pensaba que debería presentar un programa transitorio, orientado hacia la consecución de libertades democráticas y que su consecución fuera la base mínima para el alto el fuego.

El 30 de enero de 1978 ETAm aprovechaba la reivindicación de un ataque contra las dependencias del Gobierno Civil de Bizkaia para dar a conocer la actualización de la alternativa KAS, tal y como quedaba después del debate que se había producido en su seno en torno a ella:

1. Amnistía Total.

2. Legalización de todos los partidos políticos, incluidos los independentistas sin necesidad de rebajar sus estatutos.

3. Expulsión de Euskadi de la Guardia Civil, Policía Armada y Cuerpo General de Policía.

4. Adopción de medidas para mejorar las condiciones de vida y trabajo de las masas populares y especialmente de la clase obrera. Satisfacción de sus aspiraciones sociales y económicas inmediatas expresadas por sus organismos representativos.

5. Estatuto de Autonomía que cuando menos abarque los siguientes requisitos:

5.1. Reconocimiento de la Soberanía nacional de Euskadi. Derecho de autodeterminación, incluido el derecho a la creación de un estado propio.

5.2. El euskara lengua oficial, prioritaria de Euskadi.

5.3. Las fuerzas de defensa ciudadana que sustituyan a las actuales represivas serán creadas por el Gobierno vasco y dependientes únicamente de él.

5.4. Las fuerzas armadas acuarteladas en Euskadi, estarán bajo control del Gobierno Vasco.

5. 5. El pueblo vasco poseerá poderes suficientes como para dotarse de las estructuras económicas, sociales y políticas que considere más convenientes para su progreso y bienestar, así como para realizar cualquier transformación autónoma de las mismas».

Con respecto al programa anterior fueron cuatro las innovaciones más importantes. La primera de ellas la retirada de la exigencia de un Gobierno Provisional. La segunda fue el cambio que se introdujo en el término «disolución» que pasaba a contemplarse como «retirada» de las fuerzas represivas. Como tercera novedad notable se señalaba la inclusión de un apartado sobre las medidas de mejora para las clases obrera y demás capas populares. Y la cuarta innovación fue la que a largo plazo ofrecía más juego político: el reconocimiento del derecho de autodeterminación.

 


Related Articles

¿Por qué Comunes?

Por absoluta mayoría de los delegados a la II Asamblea Extraordinaria del partido surgido del acuerdo de Paz de La

Colombian Peace Talks continue in Havana

Peace negotiations between delegations of the Colombian government and the Colombian guerrilla movement, FARC-EP are continuing in the Cuban capital,

Who is the greenest ? Or, who wants peace

It would be somehow funny, if indeed the issues were not so serious, to sit and listen to PM Erdo?an delivering one of his “inspired” speeches over current issues. Take for example his latest remarks on what he called “the solution process” (i.e. the process for a solution to the Kurdish issue) and the protests by Middle Eastern Technical University in Ankara.

On the “solution process”, Erdo?an pronounced the following quite threatening words: “The side to break the process will pay the price” and added: “We will never be the side to break it”. Now, a smile would shape the lips of everyone even not so familiar with the current state of affairs on the Kurdish question. Because indeed it is clear that while the Kurds (be it the PKK with its ongoing ceasefire, or the BDP with its ongoing proposals and attempts to break the deadlock) keep moving and trying to revive the process times and times agains, the government has chosen – to use en euphemism – a “waiting attitude”.

The question is, waiting for what ? As Godot will not turned up, clearly the government is trying – by stretching things to the limit – to push the Kurdish side into some kind of action which Erdo?an could finger at as “leaving the table”. The problem is that at present there is no “table”. And consequently no table to abandon.

No comments

Write a comment
No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Write a Comment