Portu y Sarasola ratifican que fueron torturados por la Guardia Civil

El juicio contra los guardias civiles acusados de torturar a Igor Portu y Mattin Sarasola se reanudará mañana. Los dos lesakarras han coincidido en que su arresto no fue violento y que tampoco intentaron huir, como sostienen sus captores. Ambos han ratificado las torturas que denunciaron en su día

AzkenEzkdo.jpg
Igor Portu y Mattin Sarasola han sido introducidos en el juzgado esposados, por una puerta trasera. (Jon URBE/ARGAZKI PRESS)

DONOSTIA-. El primero que en comenzar testificar ha sido Igor Portu, poco antes de las 10.00. A preguntas del fiscal, ha señalado que antes de que fueran arrestados no tenía ninguna herida. Ha relatado que fueron “abordados” por los guardias civiles, que les identificaron y registraron sus mochilas mientras ellos permanecían en el otro lado de la carretera. Además, ha negado que intentaran escapar, como sostiene la versión oficial.
Portu ha narrado cómo fueron introducidos en dos vehículos Patrol y cómo enseguida comenzaron a golpearle, sobre todo en la cabeza. A continuación se dirigieron a una pista forestal, donde había otro patrol. Allí vio cómo sacaban del vehículo a Mattin Sarasola y, una vez que lo introdujeron de nuevo en el coche, le llevaron a él por el mismo camino. Es allí cuando sufrió los golpes más violentos, según ha contado.
Los guardias le condujeron a un riachuelo, donde además de la cabeza le introdujeron todo el cuerpo en el agua, entre amenazas de muerte. Una vez de regreso al vehículo, sus captores le amenazaron con que ésos habían sido los primeros 20 minutos y que le quedaban otros cinco días. Desde allí fue trasladado al cuartel de Intxaurrondo, donde continuaron los malos tratos, y del cuartel a Lesaka, al registro de la vivienda de sus padres. Portu ha señalado que tenía grandes dificultades para respirar y que en el trayecto de vuelta a Donostia fue golpeado de nuevo. Ha referido patadas y puñetazos en costillas y vientre, entre otros tormentos.
Luego fue conducido ante el médico forense, no sin que antes de ello le amenazaran con que le maltratarían si le contaba algo. A pesar de ello, lo hizo. A preguntas de la abogada de la acusación particular, ha explicado que tenía moratones en todo el cuerpo y el pecho hinchado, y fue trasladado al hospital después de que el forense hablara con los guardias civiles. Allí refirió al médico lo padecido y recibió la visita de un juez de Donostia y otro de la Audiencia Nacional.
Mattin Sarasola

Su testimonio se ha prolongado hasta casi las 11.30 y a esa hora ha comenzado el de Mattin Sarasola. Su relato de la detención en Arrasate coincide con el de Portu. A preguntas del fiscal, ha explicado que fueron introducidos cada uno en un Nissan Patrol y que los malos tratos comenzaron allí mismo.
Al igual que su compañero, fue conducido a una pista forestal, donde tras sacarle del vehículo le colocaron una pistola en la sien y le amenazaron con matarle como a Mikel Zabalza. A diferencia de Portu, ha señalado que no fue introducido en el río pero sí golpeado.
Sarasola ha dicho que tras esperar en el Patrol durante aproximadamente una media hora, fue trasladado a Intxaurrondo, donde fue interrogado y torturado por agentes de paisano. Desde allí fue conducido a Lesaka, y luego ante el forense. En ese punto, y a preguntas de su abogada, ha explicado que enseñó al médico las heridas y moratones que tenía, pero por miedo a sus captores no denunció los malos tratos hasta que fue llevado ante el juez.
Ha contado que camino a Madrid también fue golpeado constantemente y que una vez allí siguió el maltrato, que no denunció ante el forense de la Audiencia Nacional por las amenazas que recibió. Ha referido que le aplicaron “la bolsa”, entre otros métodos de tortura.
Testigo del arresto

Su declaración ha finalizado hacia las 12.40, y a continuación el fiscal ha comenzado a interrogar a un testigo de la detención que en su día declaró en el juzgado de Bergara.
Esta persona ha confirmado que Portu y Sarasola no intentaron huir cuando fueron apresados y que pensó que se trataba de un asunto de drogas. Fue después de escuchar la versión del ministro de Interior y ver que no coincidía con lo que había visto cuando se decidió a acudir al juzgado.
La defensa de los policías ha pedido que se abra diligencias por “falso testimonio” contra este testigo.
La enfermera que atendió a Portu en el hospital

Tras este testigo ha llegado el turno de la enfermera que atendió a Igor Portu en el Hospital Donostia. Ha explicado que éste estaba en ropa interior, y que le llamó la atención que cuando le devolvieron la ropa los calcetines estaban mojados. En la consulta había dos personas encapuchadas que le prohibieron hablar con el lesakarra.
Estaba previsto que el alcalde de Aramaio, Asier Agirre, testificara tras la enfermera, pero al no haber traductor de euskara disponible su declaración se ha pospuesto hasta mañana.
Dos guardias civiles “peritos”

En su lugar han declarado en calidad de “peritos” dos guardias civiles expertos en la lucha contra ETA, que elaboraron un informe en el que se aferran a la tesis de la existencia de supuestos manuales de ETA para realizar denuncias falsas de torturas.
Estos dos agentes, a preguntas de la abogada de la acusación particular, han admitido que el informe lo elaboraron a sabiendas de que había un procedimiento abierto contra varios guardias civiles por torturar a Portu y Sarasola y que ello podía ayudar a su defensa.
Pasadas las 15.00, la vista oral se ha suspendido hasta mañana a las 9.00.
Impiden a golpes entrar en la sala a familiares y allegados

Igor Portu y Mattin Sarasola, cuyas familias y abogados desconocían ayer dónde se encontraban, han sido trasladados por la Ertzaintza a la Audiencia Provincial de Gipuzkoa, adonde han llegado en vehículos policiales a las 9.30, según ha narrado Infozazpi Irratia. Han sido sacados de los coches esposados e introducidos rápidamente en la sede judicial por una puerta trasera.
La expectación mediática que se ha creado en los alrededores del juzgado de Donostia con motivo del traslado de los dos presos lesakarras era enorme. La zona estaba completamente tomada por la Policía.
Además, la mayoría de los familiares y allegados que pretendían acceder a la sala en la que se desarrolla la vista oral no han podido hacerlo, ya que se lo han impedido decenas de guardias civiles que se habían apostado en la puerta y que, a diferencia de los familiares, no han pasado por el detector de metales de la Audiencia.
Tocamientos sexuales

Según han denunciado, los agentes se han colocado en grupo ante la puerta y, una vez que se ha abierto, la han emprendido a golpes y empujones contra los allegados de Portu y Sarasola que pretendían entrar, llegando a echar al suelo a una mujer de edad. También han efectuado tocamientos sexuales a algunas mujeres.
Ningún trabajador de la Audiencia ni la Ertzaintza han intervenido y el resultado ha sido que todos los militares han podido entrar en la sala mientras familiares y allegados se han quedado fuera, excepto algunos familiares directos que han accedido por otra puerta. “Ha sido salvajismo puro y duro”, han denunciado.
Tras lo ocurrido, varios abogados han interpuesto una queja ante la Audiencia Provincial.
En el interior de la sala, la tensión también era palpable entre familiares y allegados de los dos jóvenes lesakarras y guardias civiles.


Related Articles

La izquierda abertzale “asume y apoya todas y cada una” de las conclusiones de la Conferencia Internacional

La izquierda abertzale ha resaltado la “dimensión histórica” de las conclusiones emanadas de la Conferencia Internacional de Donostia y ha

El fallo del “caso Bateragune” se dará a conocer mañana

JUICIO POR EL “CASO BATERAGUNE” Los abogados y procuradores de Arnaldo Otegi, Rafa Díez, Sonia Jacinto, Miren Zabaleta, Arkaitz Rodríguez,

Agentes políticos y sindicales afirman que “habrá manifestación”

MOVILIZACIÓN EN BILBO Agentes políticos y sindicales afirman que “habrá manifestación” Una amplia representación de los agentes políticos, sociales y

No comments

Write a comment
No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Write a Comment